Cali, epicentro de una lucha social y de las desigualdades

Cali, epicentro del estallido social en Colombia se convirtió en un punto de resistencia. Las manifestaciones, que han resultado en olas de violencia, y que inicialmente se dieron en rechazo a la Reforma Tributaria, en la capital del Valle del Cauca se ampliaron para exigir acceso a insumos básicos para las familias vulnerables.

La gente sintió que Cali era la más afectada y de por sí el descontento social; estalló ese 28 de abril y es la ciudad en donde se ha dado todo el tema de las muertes, el tema del vandalismo”, compartió el periodista independiente Santiago Chavarriaga Garzón, en entrevista con Excélsior Digital.

Cali es la ciudad con más muertes confirmados que cualquier otra ciudad colombiana durante las protestas de los últimos días, reportó la agencia Reuters.

Las minorías indígenas y afrodescendientes se volcaron a las calles y han protestado durante semanas enteras, han bloqueado las entradas a la capital y también las del departamento del Valle del Cauca. Incluso han visto a integrantes de su comunidad morir en la primera línea de las manifestaciones víctimas de la represión y abuso policial.

Colombia no había tenido 15 días de manifestaciones desde los 70; Colombia no se manifiesta”.

Aunado a la crisis social y de violencia, los bloqueos provocaron un grave desabastecimiento de combustible y encarecimiento de alimentos no sólo en Cali sino en el país entero, pues la capital del Valle del Cauca, ubicada en la región suroccidente del país, produce azúcar, huevo, papa, trigo, maíz y pollo, productos que dejaron de llegar a los supermercados.

Bloquearon absolutamente todas las entradas de la ciudad y bloquearon todas las entradas del departamento (…) Eso paralizó la economía de esa zona, pero también la economía del país”.

Cali es la tercera ciudad más poblada de Colombia con 2.2 millones de habitantes y la entrada del comercio al país desde el Pacífico.

Santiago Chavarriaga narró que el transporte Masivo Integrado de Occidente (MIO), en su natal Cali, quedó varado entre el 28 de abril y el 12 de mayo, pues el vandalismo alcanzó a 30 de las 60 estaciones y a un número considerado de autobuses.

Las estudiantes han sido de tal magnitud que estudiantes, afrodescendientes  e indígenas, entre otros grupos respondieron a la convocatoria de movilizaciones del Comité Nacional del Paro el 28 de abril.

No se sabe realmente si los que están bloqueando son estudiantes, porque los que bloquean también están pidiendo un mejor futuro (…) todo el país le paró a Duque”.

De los mil 123 municipios que tiene Colombia, 750 salieron a manifestarse.

Minga Indígena saca sus ‘chivas’ y se une a bloqueos.

 

El periodista independiente remarcó la participación de la población indígena en los bloqueos, a través de la Minga, una forma de protesta en busca de la reivindicación de sus derechos que se creó al sur de Colombia a finales del siglo pasado

Los indígenas de Colombia hacen una cosa que se llama La Minga, es como la manera de ellos de manifestarse, es su manifestación; paran su producción, paran su actividad y movilizan sus ‘chivas’ (coloridos camiones escalera característicos de Colombia)”.

El fin de semana del 8 y 9 de mayo la Minga Indígena sitió el sur de Cali y a la comuna 22 (una de las zonas con mayor nivel adquisitivo de la capital del Valle del Cauca), situación que no fue tolerada por los habitantes quienes respondieron creando autodefensas y colocando barricadas.

La Minga entró a Cali en bloque, por todas las vías del sur, y salió toda la población con sus Toyotas (camionetas)  y armaron barricadas enfrente de la Minga, dijeron ‘aquí no hay fuerza pública, no los vamos a dejar entrar, estamos cansados de que nos tengan sitiados, vamos a poner estas barricadas'”.

Vestidos de blanco y con escoltas en primera línea, los ricos de Cali participaron la confrontación: hubo ofensas verbales y en un momento comenzaron a “tirar balas al aire”.

La Minga Indígena, que también tiene escoltas, proporcionados por el Estado, respondió con piedras y palos, por lo que subió el tono del enfrentamiento  al que también respondieron con armas de fuego. El saldo fue de 12 indígenas lesionados.

Eso creó que el sur de Cali fuera una guerra civil porque no había nada de fuerzas militares, ni de soldados (…) Centraron a estos conjuntos de casas cerradas, quemaron dos carros los indígenas, toda la gente disparaba y eso hizo que Cali fuera nuevamente el centro de la tensión del movimiento”.

Finalmente Iván Duque decidió retirar la Reforma Tributaria el 3 de mayo, pero las consecuencias políticas del estallido social se verán en las urnas en el proceso electoral del 2022 cuando se habrá de elegir a un nuevo presidente.

Con información de Excelsior…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: