Caso GPO prende focos rojos al resto de los inversionistas

Los Mochis, Sin.- Para el presidente de la Canaco Los Mochis, Víctor Damm Ramírez, las trabas a la inversión que ha tenido que enfrentar durante 9 años la empresa GPO Planta de Fertilizantes para poder instalarse no las aguanta ningún inversionista, por lo que este caso ha encendido los focos rojos en aquellas empresas que están interesadas en instalarse en el municipio.

Es inadmisible, dijo, que una empresa tenga que remar contracorriente, superar todos los escollos legales, cumpla con toda la normativa en temas ambientales y de seguridad, atienda políticas sociales que son normales en países europeos, obedezca y respete normas internacionales en el cuidado y preservación de la naturaleza, para que por intereses personales o de un grupo¬ se retrase un proyecto de inversión que a todas luces es bueno para todos.

En opinión del dirigente del comercio organizado de Los Mochis es urgente que las autoridades implementen políticas que realmente faciliten la inversión y se eliminen las trabas que retrasan en desarrollo económico y el progreso.

Damm Ramírez aclaró que no se trata de darle manga ancha a los inversionistas para violentar las normas, pero si éstos cumplen con toda la normativa y todas las reglas establecidas, no deben de estar sujetos a presiones de carácter social cuando se ha cumplido con todas las exigencias legales.

El presidente de la Canaco reconoció que el caso GPO Planta de Fertilizantes se ha convertido en el ejemplo más claro de las trabas a la inversión que tienen que enfrentar las empresas, lo cual ahuyenta cualquier intento de negocio por instalarse en esta zona.

Aclaró que, si bien es cierto, hay interés de algunos inversionistas, principalmente extranjeros por aterrizar sus proyectos en el municipio de Ahome, están a la espera del desenlace del caso GPO para tomar mejores decisiones.
Celebró que, por fin, ahora, en la presente administración federal, estatal y municipal realmente se haya avanzado más que en los nueve años anteriores en darle viabilidad al proyecto de la planta de fertilizantes, el cual estuvo en suspenso mucho tiempo, pero que hoy se ve más cerca el arranque de las obras de construcción.

Víctor Damm se mostró confiado en que, una vez que concluya la consulta indígena, la cual aplaudió, se logre destrabar el proyecto de inversión más grande del país, que le dará un impulso sin precedente a la economía de Sinaloa y del país, además de que permitirá atender la demanda de fertilizantes a precios competitivos que tanto demandan los productores agrícolas para lograr una mejor rentabilidad en el campo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: