CDMX duplicará pruebas rápidas de Covid-19 ante alza de contagios

Ciudad de México.- Ante el alza de contagios de Covid-19 y el semáforo epidemiológico a punto de llegar a color rojo, el gobierno de la Ciudad de México anunció que a partir del lunes 30 de noviembre duplicará el número de pruebas rápidas en los diversos puntos de la ciudad.

La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció que la meta es procesar al día 20 mil reactivos de antígeno para detectar coronavirus, los cuales se realizan en 200 sitios de tomas de muestra: 26 macrokioscos, 57 kioscos de salud en colonias de atención prioritaria y 117 centros de salud.

Recordó que este tipo de reactivos, los cuales obtienen un resultado 30 minutos después de la muestra, comenzaron su operación el pasado 20 de noviembre.

Con ello, Sheinbaum insistió que el objetivo es enfocarse en aislar a los casos positivos en lugar de confinar a toda la población, puesto que son los enfermos activos quienes propagan el virus.

Añadió que el registro de clientes con un código QR se ampliará a supermercados, tiendas de autoservicio y farmacias, para así cruzar dicha información con los resultados de las pruebas de laboratorio y saber si un caso positivo a Covid-19 estuvo en ese lugar, así como alertar a los posibles contactos.

Agregó que se ampliará la capacidad hospitalaria, por lo que varios nosocomios se reconvertirán para atender a pacientes de coronavirus como al inicio de la pandemia.

La titular del Ejecutivo local abundó que se concentrarán en 200 colonias de atención prioritaria donde aplicarán una campaña informativa con carteles, perifoneo y mensajes en redes sociales para insistirle a la población que mantenga las medidas sanitarias.

En ese sentido, pidió a la población de no relajar los cuidados, así como evitar los lugares cerrados, concurridos y sin sana distancia, ya que en este tipo de lugares la propagación de la enfermedad es más eficiente.

Sheinbaum recordó que las actividades no esenciales tendrán que cerrar a las 19:00 horas, mientras que los restaurantes tendrán un aforo máximo de 30% y su límite de horario será a las 22:00 horas; además, después de las 7 de la noche no podrán vender alcohol.

Acotó que el programa Reabre, el cual permitía a bares y antros funcionar como negocios para vender comida, continúa cancelado y que la venta del alcohol está prohibida en 8 alcaldías de la urbe, como lo marca la “ley seca” de la semana pasada.

La mandatario aseguró que fortalecerán las inspecciones a los locales y negocios de la mano de cúpulas empresariales y que llegaron a un acuerdo con comerciantes informales del Centro Histórico para que terminen sus actividades a las 5 de la tarde.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: