Científicos dicen que han descubierto un nuevo órgano en la garganta

Estados Unidos.- Los científicos de los Países Bajos han descubierto un nuevo órgano en la garganta humana.

Los investigadores estaban probando una nueva exploración del cáncer cuando descubrieron accidentalmente un conjunto de glándulas en la parte superior de la garganta.

Dándoles el nombre de ‘glándulas salivales tubarias’, el equipo cree que el órgano ayuda a mantener bien lubricada un área detrás de la nariz.

Evitar estas glándulas en pacientes que reciben radioterapia “puede brindar una oportunidad para mejorar su calidad de vida”, según el informe, publicado el mes pasado en Radiotherapy and Oncology, cita el medio Daily Mail.

“Las personas tienen tres conjuntos de glándulas salivales grandes, pero no allí”, explicó el oncólogo radioterapeuta Wouter Vogel del Instituto del Cáncer de los Países Bajos.

“Por lo que sabíamos, las únicas glándulas salivales o mucosas de la nasofaringe son microscópicamente pequeñas y hasta mil están distribuidas uniformemente por toda la mucosa. Así que, imagínense nuestra sorpresa cuando las encontramos”.

Las glándulas salivales son las que producen la saliva esencial para el funcionamiento de nuestro sistema digestivo, con la mayor parte del líquido producido por las tres glándulas salivales principales, conocidas como glándulas parótidas, submandibulares y sublinguales.

El descubrimiento fue “emocionante”, pero los autores se mostraron “un poco escépticos” al principio, comentó  el autor principal del estudio, Matthijs H. Valstar, cirujano del departamento de oncología y cirugía de cabeza y cuello del Instituto del Cáncer de los Países Bajos.

“Pensamos que no era posible descubrir esto en 2020”, declaró Valstar. “Es importante que se repita (el estudio) y debe hacerse con diferentes series de pacientes. Es importante tener la confirmación de nuevos hallazgos médicos”.

En el instituto, Vogel y el cirujano Matthijs H Valstar investigan los efectos secundarios que la radiación puede tener en pacientes con tumores de cabeza y cuello.

“La radioterapia puede dañar las glándulas salivales, lo que puede provocar complicaciones”, señaló Vogel. “Los pacientes pueden tener problemas para comer, tragar o hablar, lo que puede ser una verdadera carga”.

Vogel dice que la radiación causaría los mismos efectos secundarios en las glándulas salivales tubariales.

Al analizar más de 700 casos, Vogel y Valstar encontraron que cuanta más radiación se administraba a estas glándulas recién descubiertas, más complicaciones enfrentaban los pacientes.

“Para la mayoría de los pacientes, técnicamente debería ser posible evitar la administración de radiación a esta ubicación recién descubierta del sistema de glándulas salivales de la misma manera que intentamos preservar las glándulas conocidas”, dijo.

“Nuestro próximo paso es averiguar cuál es la mejor manera de preservar estas nuevas glándulas y en qué pacientes”.

Si tiene éxito, agregó, los pacientes experimentarán menos efectos secundarios “que beneficiarán su calidad de vida general después del tratamiento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: