Cinco claves para entender la cotización del agua en Wall Street

Ciudad de México.- Una noticia dio la vuelta al mundo al inicio de esta semana: el agua empezará a cotizar en la bolsa de Wall Street con mecanismos similares a lo que ocurre con los futuros del petróleo.

La nota, difundida por la agencia EFE, explica que en California se generó un índice que refleja los precios de los futuros del líquido, que cuenta con una medida específica, de 1,233 metros cúbicos (1 acre/pie) con un precio que el lunes superaba 486 dólares.

En el mundo, una de cada tres personas no cuenta con acceso al líquido potable, según información de Unicef.

El informe, titulado “Progress on drinking water, sanitation and hygiene: Special focus on inequalities”, advierte que si los países no duplican sus esfuerzos en materia de saneamiento, no se tendrá acceso universal para 2030.

Aunque la nota parece implicar que el funcionamiento del mercado se enfoca en una privatización del agua, lo cierto es que la cotización del índice Nasdaq Veles California Water Index (ticker NQH2O) no tiene implicaciones sobre el líquido fuera de California.

Sin embargo, sí implica la realización de movimientos financieros asociados al índice y al acceso de agua para uso industrial y agrícola de California.

Te presentamos 5 claves para entender lo que implica esta cotización:

  1. No es una medida para todo el mundo. El índice NQH20 sólo aplica para los precios del agua de uso industrial y agrícola en California (el mercado de agua más grande en Estados Unidos), pues ahí se tiene un precio por unidad fluctuante, controlado y definido.
  2. ¿Para qué sirve? Tener un futuro del precio del agua en California permite a los agricultores y a la industria hacer una previsión de los costos del agua hacia el futuro.
  3. ¿Puede pasar en México? En México no hay condiciones para que el agua cotice en bolsa. El director de de Grupo Bolsa Mexicana de Valores, José Oriol Bosch, explicó que para que México tuviera un derivado ligado al precio del agua tendría que existir un índice, lo cual sólo ocurre cuando hay condiciones de abastecimiento, política de fijación de precios y control de consumo. “Un aspecto donde sí podría establecerse algún mecanismo de futuros es la electricidad, pues, en ese caso, el precio sí se fija por el Senace”.
  4. ¿Por qué se establece? En el mundo existe una tendencia hacia la escasez, por ello es importante que se fijen costos para las industrias que tienen un alto consumo de agua en localidades donde se reporta mayor escasez. El índice NQH20 puede servir como referente para que otras regiones desarrollen índices, pero será necesario que existan lineamientos y políticas claras en cuanto al uso y acceso al agua.
  5. ¿Hay un problema de agua en California? Sí. El centro de estudios PPIC Water Policy Center señala que existe un fenómeno de sequía en varias regiones de California desde 2016. “A través del estado, el promedio de uso de agua es aproximadamente 50% ambiental, 40% agrícola, y 10% urbano, aunque el porcentaje de uso de agua por sector varía dramáticamente a través de las regiones y entre años secos y lluviosos”, señala. Estas aguas están en su mayoría aisladas de las principales áreas agrícolas y urbanas y su designación de silvestre y panorámica la protege de un significativo desarrollo futuro. En años secos, la proporción de agua destinada al medio ambiente disminuye dramáticamente al disminuir las corrientes en ríos y arroyos. Durante las sequías, el estado también reduce el agua ambiental para reservar algunos suministros para granjas y ciudades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: