Comisión de Fiscalización no aprobó las cuentas públicas de El Fuerte, Choix, Guasave, Sinaloa y Mocorito

Culiacán, Sin.- La Comisión de Fiscalización del Congreso del Estado de Sinaloa analizó, discutió y valoró los informes individuales de la revisión y fiscalización superior de las cuentas públicas de 9 municipios correspondientes al ejercicio 2020, de las cuales aprobó cuatro y no aprobó cinco.

Se aprobaron las cuentas públicas de Ahome, Badiraguato, Angostura y Salvador Alvarado.

En cambio no se aprobaron las cuentas públicas de los municipios de El Fuerte, Choix, Guasave, Sinaloa y Mocorito.

El próximo viernes revisará las cuentas públicas de los 9 municipios restantes.

Participaron en la reunión los diputados y diputadas Sergio Mario Arredondo Salas, Marco Antonio Zazueta Zazueta, Alba Virgen Montes Álvarez, Adolfo Beltrán Corrales, Rita Fierro Reyes, César Ismael Guerrero Alarcón y Nela Rosiely Sánchez Sánchez, presidente, secretario y vocales respectivamente.

En los casos en que no se aprobaron las cuentas, se señaló que en lo que se refiere a El Fuerte sólo el 1.85 por ciento de la obra pública se sometió a licitación, se erogaron 2 millones 290 mil pesos en pagos por riesgo laboral al alcalde, regidores y síndico procurador sin la documentación justificativa, omisiones de retenciones al SAT del ISR y por honorarios y arrendamiento, así como omisiones al Congreso del Estado.

En obra pública se hicieron pagos por obra no ejecutada y de mala calidad.

Del municipio de Choix se observó un aumento de los pasivos sin fuente de pago en casi el doble a lo registrado en el año fiscal 2019, hubo retraso en pagos de retenciones, hay exceso en pago de servicios personales y el 93.33 por ciento de la obra púbica no fue licitada.

Se pagaron 2 millones 555 mil pesos por indemnización, enfermedad y riesgo laboral al alcalde, regidores, oficial mayor, secretario del Ayuntamiento, síndico procurador y tesorero, sin documentación justificativa.

En el caso de Guasave se detectaron 108 millones de pesos como insuficiencia financiera para hacer frente a obligaciones de corto plazo, el 86.09 por ciento de la obra se realizó sin licitarla, hubo exceso de pago en servicios personales, se erogaron 1 millón 950 mil pesos por concepto de riesgo laboral sin la documentación justificativa.

Se hicieron pagos por servicios profesionales sin documentación justificativa, se invirtieron un millón 584 mil pesos en maquinaria usada que está inoperante, entre otras faltas.

En el caso de Sinaloa también se reporta un incremento en el rubro de pasivos sin fuente de pago, el 90.98 por ciento del total de obra pública realizada se hizo sin licitarla.

Se registraron pagos en exceso por obra pública no ejecutadas o de mala calidad, y hay un exceso de 9 millones 231 mil pesos en pago de servicios personales.

Se pagaron indemnizaciones por 3 millones 936 mil pesos por enfermedades y riesgos laborales al alcalde, regidores y síndico procurador sin documentación justificativa, así como pagos por ayuda de despensa y de habitación al alcalde, regidores y síndico procurador sin reportarlos para el pago de ISR.

En el caso de Mocorito se observa que el 91.67 de la obra pública se realizó sin licitarla, exceso en la asignación de recursos para servicios personales, se expidieron cheques por 5 millones 829 mil pesos como aportación a la Junta Municipal de Agua Potable, mismos que no se transfirieron y fueron cobrados en efectivo.

Se observan como probable recuperar 5 millones 679 mil pesos por haberse invertido en obras públicas que no benefician a la población por no estar concluidas o no estar operando o ser ejecutadas con mala calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: