Con esperanza productores de tener un ciclo otoño-invierno sin restricciones

Los Mochis, Sin.- Las aportaciones que se mantienen en el sistema de presas del norte de Sinaloa da confianza a los productores de que para el 1 de octubre que inicia formalmente el ciclo agrícola otoño-invierno se contará con los almacenamientos suficientes para una temporada normal manifestó el presidente de la Red Mayor del Valle del Fuerte.

Juan de Dios Santos Soto señaló que la esperanza está puesta en los meses de agosto y septiembre donde esperan que los escurrimientos sean extraordinarios.

“Tenemos mucha fe, y lo importante que tenemos escurrimientos no dejan de escurrir los volúmenes al sistema y hasta el momento estamos tranquilos y esperemos que no se corten y que esperemos que sigan en los meses que nosotros requerimos no”, expuso.

El directivo de la Red Mayor del Valle del Fuerte indicó que los usuarios se mantienen informados sobre los volúmenes de agua que hay en el sistema hidráulico y empezar hacer sus planeaciones.

“Ellos están muy atentos a la información que nos aporta Conagua y que a la vez la hacemos extensa a través de los medios y de las redes sociales incluso ha habido lluvias abajo y eso también en un momento dado nos ayuda mucho de que los terrenos en un momento dado estén húmedos”, explicó.

Juan de Dios Santos dijo que las lluvias en el valle también son buenas por la humedad que dejan para el inicio del ciclo y resaltó la eficiencia que se tiene en los riegos luego de dos temporadas con restricciones.

“Significan ahorros a través de las láminas de riego porque sabemos que tenemos humedad en el suelo y en un momento dado que iniciemos los riesgo de asiento de auxilio entonces vamos a utilizar una lámina baja tenemos toda la esperanza en Dios de tener este ciclo sin restricciones pero si nos dan la asignación de dos años anteriores estamos preparados las mismas condiciones nos hicieron que fuéramos más eficientes en el uso del agua”, detalló.

El presidente de la Red Mayor del Valle del Fuerte agregó que también programarán los rescates de agua del subsuelo y drenes para garantizar el ciclo otoño invierno.

Las tres presas del norte de Sinaloa almacenan en su conjunto mil 569 millones de metros cúbicos, lo que significa que están al 24.5 por ciento de su capacidad total de conservación, la aportación al sistema hidráulico de la región es de 686 metros cúbicos por segundo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: