¿Debe usarse la ivermectina para tratar el Covid-19?; esto dice el IMSS al respecto

Desde el comienzo de la pandemia, los métodos para prevenir, tratar y superar el Covid-19 han cambiado. Por ejemplo, el uso de la Ivermectina en los pacientes que contrajeron el virus con sintomatología no grave.

Por ello, la Dirección de Prestaciones Médicas (DPM) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a través de la Unidad de Educación e Investigación, informó sobre el uso de este medicamento.

Señaló que, durante las segunda y tercera ola de la pandemia en México, empleó una estrategia integral de manejo de pacientes ambulatorios no graves, a quienes se recomendó el uso de Ivermectina con base en la evidencia científica disponible a nivel mundial en el año 2020.

Recordó que el medicamento se incluyó en los kits para pacientes ambulatorios, previa evaluación médica y con indicaciones complementarias de cuidados en casa y monitoreo de su sintomatología vía telefónica. “En ningún momento se hicieron experimentos al respecto”, aclaró.

“El uso de la Ivermectina estuvo recomendado en los pacientes con diagnóstico de neumonía leve o neumonía moderada estables, y candidatos potenciales para recibir atención domiciliaria, lo que representó entre el 10 y 15% de la población afectada”, agregó.

El IMSS recordó que el medicamento se incluyó en los kits para pacientes ambulatorios, previa evaluación médica (Foto: Especial).

El instituto anotó que la recomendación vino de un grupo de expertos neumólogos e infectólogos que consideraron la etapa de la pandemia, que había cobrado la vida de muchos mexicanos y apenas estaba por comenzar el programa de vacunación, por lo que se consideró su uso ante una situación de emergencia sanitaria, tomando en cuenta:

  • En ese momento, la inexistencia de algún tratamiento con eficacia comprobada, ni de estudios con un alto grado de evidencia.
  • El beneficio potencial de la Ivermectina en etapas tempranas, a partir de la evidencia disponible.
  • Su disponibilidad y alta seguridad clínica.
  • El componente ético que maximizó el beneficio sobre un riesgo prácticamente nulo.

La dependencia de salud acotó que esta estrategia también incluyó el uso de pruebas rápidas para el diagnóstico oportuno, recomendaciones de cuidados en casa, cubrebocas, oxímetro, algunos medicamentos, y de manera importante el seguimiento telefónico de la sintomatología de los pacientes para detectar casos graves y su hospitalización oportuna en caso necesario.

“Este medicamento está aprobado en el país, ha sido utilizado para tratar diversas parasitosis y otras enfermedades con mucho éxito, sin efectos adversos severos”, explicó y anotó que en el seguimiento de esta estrategia se realizó una evaluación que documentó la disminución de la necesidad de hospitalización, atribuible a la estrategia integral de atención de los pacientes.

Por último, el IMSS expresó que en agosto de 2021 el Gobierno Federal emitió la Guía Clínica para el tratamiento de la COVID-19 en México, en donde no recomienda el uso de este medicamento, por lo que el Instituto dejó de incluirlo en los kits de tratamiento entregados en los Módulos de Atención Respiratoria del Seguro Social (MARSS) durante la cuarta ola.

Con información de El Heraldo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: