Desmayos, patadas, mordidas y llantos se viven en el punto de vacunación en Guasave

Guasave, Sin.- La estudiante de medicina de la facultad de la UAS en Culiacán que participó en la jornada de vacunación a menores de 5 a 11 años, Karla Judith Algandar, señaló que le ha tocado vivir de todo en este operativo, y reconoció que ha sido un poco más complicado debido al miedo que enfrentan los niños, los tiempos de espera, el intenso calor y que la mayoría de los pequeños acuden sin desayunar, lo cual ha provocado que se presenten varios desmayos, y dijo que el clima es un factor que no les ayuda en nada.

“Me ha tocado de todo últimamente en este operativo que es de menores de 5 a 11 años; con los niños sí se nos han puesto un poco más complicada la situación debido al miedo que enfrentan, a que los papás muchas veces traen muchos hijos y no pueden atender a todos al mismo tiempo, además de los tiempos de espera son muy largos, principalmente es eso”.

“…los tiempos de espera que los niños han tenido que asolearse, levantarse temprano, algunos sin desayunar, ahorita nos ha tocado algunos casos de niños desmayados debido al miedo y al ayuno que traen, porque yo siempre les he dicho esto es una vacunación no son análisis ni nada de eso, entonces los niños deben de ir desayunados, bien dormidos, para que puedan aguantar principalmente el calor; el clima es un factor que no ayuda la verdad en esta vacunación”.

La estudiante de medicina señaló que todos los operativos han sido los mismos, pero dijo que en esta ocasión por tratarse de niños es más complicado, ya que no cooperan mucho por el miedo a las vacunas, y resaltó que algunas de sus compañeras traen sus pantalones blancos manchados de tierra debido a que los niños patalean, incluso las han mordido y golpeado pero reconoció que es parte del trabajo, y cuando le tienes pasión a la carrera eso es lo menos que importa.

“La verdad qué difícil en la cuestión de que el niño no coopera por el miedo, pero en cuestión de vacunar todos los operativos para mí han sido lo mismo; algunas de mis compañeras como lo ha podido ver traen su pantalón blanco manchado de tierra donde los niños han pataleado, han pegado mordidas, golpes, nos ha tocado de todo, la verdad, y ahorita pues a temprana hora de la mañana pues ya algunas traemos el uniforme todo sucio; es parte del trabajo, cuando le tienes pasión a la carrera eso no importa”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: