Deuda de Jalisco crece 216% en el gobierno de Alfaro

Guadalajara, Jal.- En menos de cuatro años, desde que llegó al cargo, en diciembre de 2018, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, hizo crecer en 216.24 por ciento la deuda de la entidad, toda vez que la recibió de 17 mil 730 millones de pesos.

Actualmente debe 38 mil 340 millones de pesos, más impuestos en el caso de los Proyectos de Inversión y de Prestación de Servicios (PIPS).

Incluso hará llegar la contratación de deuda y compromisos financieros a un ritmo de alrededor de 29.6 millones de pesos diarios, luego de la aprobación, en el Congreso local, de dos de sus iniciativas para financiar con dinero privado y bajo el modelo de PIPS, la construcción de la línea 4 del tren ligero y una ampliación a la planta tratadora de aguas residuales de El Ahogado.

En el caso de la línea 4, que irá de Guadalajara a Tlajomulco, tendrá una inversión inicial privada de 5 mil 725 millones de pesos, según la propuesta de la empresa Mota Engil, la cual recibirá 21 mil 614 millones de pesos divididos en los 38 años que durará la licitación.

El gobierno federal invertirá 2 mil millones de pesos y el estatal otros 2 mil millones, lo que completará los 9 mil 725 millones necesarios para su construcción.

Prevén ampliar la planta de tratamiento El Ahogado

Para la ampliación de la planta de tratamiento El Ahogado, en funciones desde 2012 cuando el entonces presidente Felipe Calderón dijo al inaugurarla que quedaría solucionada la contaminación del río Santiago con esa obra, los legisladores aprobaron que la misma empresa japonesa que la edificó sea la que invierta mil 157 millones de pesos en su ampliación a cambio de recibir como pago, en 18 años, 5 mil 276 millones de pesos.

Lo anterior significa nueva deuda por 26 mil 890 millones de pesos, sin contar los impuestos que harán crecer un 16 por ciento el monto, los cuales se suman a la deuda pública de largo plazo que Alfaro ha contratado con bancos por 11 mil 450 millones de pesos y dan un total de 38 mil 340 millones de pesos, más impuestos en el caso de las PIPS.

Si esa cantidad se divide entre los mil 295 días que Alfaro ha estado en el cargo, da como resultado un ritmo de adquisición de deuda por 29.6 millones de pesos diarios, incluidos sábados y domingos.

En diciembre de 2018, Alfaro recibió la administración estatal con una deuda de 17 mil 730 millones de pesos. A la fecha, incluidos los dos contratos de PIPS aprobados por los diputados, Jalisco deberá unos 56 mil millones de pesos que podrán pagarse con nuevos préstamos bancarios, tarifa de servicios, o bien tomarse de las participaciones federales.

Los legisladores de Movimiento Ciudadano, partido mayoritario en la legislatura estatal y en el que milita Enrique Alfaro, junto con el tradicional apoyo de panistas y priístas, y ahora de Morena, aprobaron ambas iniciativas. En contra votaron Mara Robles y Enrique Velázquez, del partido local Hagamos.

La administración alfarista abrió la brecha para la nueva deuda desde mayo pasado, luego de que la mayoría legislativa aprobó reformar la Ley de PIPS para flexibilizar la participación de capital privado en proyectos públicos y ampliar los plazos para pagar lo invertido.

Con imagen e información de La Jornada 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: