Dulce María Sauri compara a AMLO con Porfirio Díaz

Ciudad de México.- La presidenta de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri Riancho, señaló que el discurso sobre reelección presidencial de Andrés Manuel López Obrador es igual al de su antecesor Porfirio Díaz, quien a través de ese mecanismo retuvo la Presidencia de la República por 34 años.

“Yo creo que la diferencia en este momento entre el presidente Porfirio Díaz y el presidente Andrés Manuel López Obrador es el bigote”, dijo este jueves durante una reunión con periodistas en el Palacio Legislativo de San Lázaro.

El pasado miércoles, en tono irónico, el mandatario federal dijo “no va haber reelección, si eso es lo que les preocupa, me quedan todavía seis años… porque, formalmente me quedan tres, pero como trabajo al doble son seis”.

Sauri Riancho, diputada federal del PRI por Yucatán, fue cuestionada por la prensa sobre dichas declaraciones; contestó que le recordó a Porfirio Díaz, cuando en 1899, después de varias reelecciones que lo mantuvieron en el poder por 20 años, declaró que ya era momento de dejar la Presidencia, dando “juego político” a sus allegados para sucederlo, principalmente a José Yves Limantour, ministro de Hacienda, y Bernardo Reyes, pero al final él se quedó en el cargo.

“Pero también estaba el poderosísimo gobernador de Nuevo León, el general Bernardo Reyes… y el presidente Díaz trató de hacer una fórmula, supuestamente, entre Limantour y Reyes, pero al no cuajar dijo el presidente ‘ni modo, me quedo’, y fue presidente otra vez cuatro años hasta 1906, luego los cuatro años hasta 1910 a pesar de la entrevista que dio al periodista Creelman.

“Esta es nuestra historia y al presidente de la República que le gusta tanto apelar a ella tiene que recordar. Yo no lo veo, aun cuando tengan ambos una cabeza blanca, unas canas muy bonitas blancas, que tenga aspiración a ser el Porfirio Díaz del siglo XXI. No lo veo, no lo espero, no lo quiero”, dijo.

Sobre los dichos del presidente López Obrador de que no lo van “a callar” sobre sus críticas contra los órganos autónomos, contra sus adversarios políticos y sobre el proceso electoral, Dulce María Sauri opinó que es necesario que el Ejecutivo federal se “concentre más en hacer que decir”.

“A parte de que me gustaría un silencio presidencial, un silencio de esos silencios que ayudan a sanar el alma, que ayudan a pensar en el poder de las palabras, un silencio en el que nuevamente recordemos que lo que decimos en el momento que los expresamos dejamos de ser dueñas y dueños de esas expresiones, me parece que el presidente de la República tiene que concentrarse más en hacer que decir. Y para poderlo hacer necesita esa pausa, ese silencio, y estoy segura que recuperaría toda esa capacidad para concertar y conciliar voluntades para ejecutar cosas a favor del país”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: