El Chelsea es el segundo finalista, enfrentará a Palmeiras en la final

Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos.- En un juego carente de emociones, un solitario gol de Romelu Lukaku selló el triunfo 0-1 del Chelsea sobre el Al-Hilal; suficiente para poner a los ‘Blues’ en la gran final del Mundial de Clubes, en el que ya los espera la escuadra del Palmeiras.

El compromiso disputado en el Mohammed Bin Zayed Stadium comenzó con un equipo árabe combatiente y atrevido, pero poco a poco el campeón europeo pudo dominar el partido y bajó las revoluciones.

La única anotación del encuentro llegó al minuto 32’, después de un mal rechace de balón dentro del área chica, el esférico quedó a la deriva y Romelu Lukaku no perdonaría la opción de remate para así anotar el gol de la diferencia.

Después de que el Chelsea macara el gol, el equipo blue se echaría atrás para defender y como consecuencia las revoluciones del juego bajarían. El cuadro de Arabia Saudita intentó, pero jamás pudo igualar el partido.

El árbitro sinaloense, César Arturo Ramos Palzuelos, silbó el final del partido y el Chelsea se convirtió en el segundo finalista del Mundial de Clubes. El club inglés disputará el titulo el próximo sábado frente al equipo brasileño Palmeiras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: