El peso mexicano se depreció 1.35% frente al dólar

Ciudad de México.- Ante inversionistas que se mantienen cautos por el temor de que los bancos centrales de todo el mundo empujen a sus economías a una recesión para acabar con una inflación alta, el dólar mantuvo su fortaleza a nivel mundial y el precio del petróleo operó debajo de los 100 dólares.

El peso mexicano se depreció frente al dólar 1.35 por ciento, para cerrar en 20.5768 unidades por dólar spot.

La moneda estadounidense siguió fortaleciéndose ante la expectativa que Estados Unidos caerá en recesión y la Reserva Federal (Fed) seguirá subiendo su tasa de interés, prevén analistas.

Y es que el índice del dólar, el DXY, que mide el comportamiento de la divisa estadounidense frente a una canasta de sus monedas internacionales, se apreció 1.32 por ciento, a 106.290 unidades, uno de sus niveles más altos del año.

Asimismo, en Estados Unidos el diferencial entre las tasas de interés de los activos de 5 y 2 años del Tesoro de Estados Unidos se volvió negativo, lo que comúnmente se llama ‘inversión de la curva’, lo anterior implica que las tasas de corto plazo son mayores que las de largo plazo y se relaciona con una recesión económica.

Bajo el modelo de Bloomberg, la probabilidad de recesión aumentó a 38 por ciento. Si bien distintos medios de información daban a conocer pláticas entre Estados Unidos y China para la reducción de aranceles, los inversionistas siguen atentos a señales económicas que permitan visualizar alguna señal adicional de la Fed.

WTI, debajo de los 100 dólares

El precio del petróleo WTI se desplomó este martes 8.02 por ciento, para cerrar en 99.73 dólares por barril; mientras que el Brent cerró en 103.05 dólares, lo que representó un descenso de 9.21 por ciento.

Las presiones a la baja se dieron en torno a las perspectivas económicas. Mientras que la apreciación del dólar reduce la demanda de materias primas, ya que las hace menos accesibles para inversionistas que tienen otra divisa.

Las acciones de Estados Unidos salieron de los mínimos del día, y el Nasdaq se volvió positivo el martes por la tarde, incluso cuando persistían las preocupaciones sobre el potencial de una recesión económica más profunda entre los inversionistas.

El S&P 500 subió un 0.16 por ciento, a 3 mil 831.39 puntos, después de caer hasta un 2.2 por ciento a principios de la sesión. El Dow Jones cerró a la baja, un 0.42 por ciento, para cerrar en 30 mil 967.82 enteros. El Nasdaq cerró la sesión con una alza 1.76 por ciento, a 11 mil 322.24 puntos, tras pasar la mañana en territorio negativo.

Los precios de la energía se vieron sometidos a una presión renovada, con los futuros de petróleo crudo intermedio del oeste de Texas cayendo por debajo de los 100 dólares por barril y registrando su mayor caída desde marzo en mínimos de sesión.

En tanto, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró la jornada con una caída de 1.11 por ciento a 47 mil 503.22 puntos, afectado por el pesimismo de los mercados internacionales.

Mientras tanto, las acciones de Grupo México se cayeron 3.90 por ciento, en medio de rumores sobre que Fonatur dio por terminada de manera anticipada su contrato en el tramo 5 sur del Tren Maya.

Le sigue Bimbo, con una pérdida de 3.44 por ciento; América Móvil, 2.59 por ciento, entre las más relevantes.

Cemex, Alfa y Soriana no pudieron contrarrestar las pérdidas.

En Europa, el euro se depreció a un mínimo de 1.0281 dólares por euro, nivel no visto desde el 25 de diciembre del 2002. Esto se debe a la divergencia entre la postura monetaria de la Reserva Federal y el Banco Central Europeo, que apenas comenzará a subir su tasa de interés el 21 de julio.

Con imagen e información de La Jornada 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: