El problema de muchas bibliotecas públicas es la falta de personal y espacios adecuados

Culiacán, Sin.- El gran problema de muchas de las 181 bibliotecas públicas registradas en Sinaloa –algunas de ellas cerradas- es la falta de presupuesto, sobre todo por parte de los Ayuntamientos que son los responsables de asignarles personal y espacios adecuados, mientras que la Red Estatal de Biblioteca proporciona capacitación y acervos, expresó el Dr. Juan Salvador Avilés Ochoa, director general del Instituto Sinaloense de Cultura.

Lo anterior, al participar con una charla en la tercera reunión de trabajo de la Comisión de Bibliotecas, Cultura Parlamentaria y Asuntos Editoriales del Congreso del Estado, en torno a la iniciativa de decreto para transformar las 181 bibliotecas públicas del estado en Centros Tecnológicos de Innovación Digital.

El titular del ISIC expresó que solo bastaría la aplicación de la Ley Estatal de Bibliotecas para solventar esa carencia e instruir a los Ayuntamientos para que gestionen esos recursos.

Respecto a la propuesta de crear los Centros de Innovación Digital en instalaciones de las bibliotecas, dijo que el problema es que muchas de las bibliotecas públicas que existen no tienen los espacios adecuados, pues como mínimo deben tener 220 metros cuadrados y muchas operan en casas ejidales o sitios como esos, y cuando se les ha enviado equipo tecnológico para dotarlas de servicios digitales, no tienen dónde meterlos y tienen que desplazar a los libros.

Sin embargo, donde puedan convivir esos Centros de Innovación con el servicio bibliotecario, expresó, deberían ir más allá de facilitar acceso a la lectura y a la información a través de los libros o las computadoras y el servicio de internet, sino también el acceso a algunos servicios del gobierno del Estado o los municipios, como son sacar una partida del registro civil, es decir, convertirse en pequeñas casas de cultura, sobre todo en comunidades alejadas.

En la reunión estuvieron presentes la diputada Celia Jáuregui Ibarra, presidenta de la Comisión de Biblioteca, Cultura Parlamentaria y Asuntos Editoriales, así como el diputado Jesús Alfonso Ibarra Ramos, quienes presentaron la iniciativa, que plantea acciones para reducir la brecha tecnológica entre quienes pueden tener una computadora y los que no, entre los niños que durante la pandemia no pudieron acceder a clases en línea, sin descuidar a quienes gustan de los libros impresos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: