Especialistas recomiendan no usar la mano ‘dominante’ para disminuir riesgo de Covid-19

Ciudad de México.- Tocar los botones del elevador, abrir una puerta o tocar la manija un taxi puede provocar el contagio de COVID-19, si esas superficies están contaminadas, y con esa mano después nos tocamos la cara, ojos o boca. Especialistas han recomendado usar la mano “no dominante” para evitar la propagación del coronavirus.

Se trata de que los diestros utilicen la mano izquierda y los zurdos la derecha para actividades cotidianas, ya que con esa mano muy pocas veces las personas se tocan la cara.

“Hay un artículo muy importante que nos habla, de la Universidad de Gales del Sur de Australia, del número de veces que nos tocamos aproximadamente por hora la cara, nos hace mención que 4 veces hacemos un toque al nivel del cabello, 4 veces a nivel de la boca, del cuello, una vez al nivel del oído, una vez a nivel del cuello. Sería una iniciativa muy productiva el iniciar a realizar actividades cotidianas con la mano no dominante”, señaló Olga Viridiana Barajas, médico cirujano y académica de la UNAM.

“La cara nos la tocamos y las cosas las agarramos con nuestra mano dominante, yo soy zurdo y yo creo que puede ser una iniciativa interesante, pero que es sólo parte de todo el proceso de cuidarnos, que incluye desde luego lavarnos las manos después de tocar superficies”, indicó Hugo González Valdepeña, otorrinolaringólogo.

Edgar Méndez es cocinero y se dedica a preparar tortas y sándwiches.

“No, no se podría realmente aquí la mano derecha es el manejo del cuchillo, sería algo sumamente muy difícil para las personas en cuestión de cocina trabajar con la mano que no es dominante, veme ahorita la mano derecha es la que se maneja para la preparación, entonces hacerlo con la mano izquierda me tardo más, es más lento, entonces acá andamos sobre el tiempo”, opinó Edgar Méndez, cocinero.

Don Anselmo maneja un taxi y se mostró a favor de usar más la mano no dominante para combatir el contagio de coronavirus.

“Toda la vida se abre con la derecha, pero ya si tuviéramos que ocupar la izquierda es igual con la izquierda, nada más que no se podría arrancar con la izquierda el carro, digo o quién sabe, a lo mejor dándote tus mañas si se podría. Yo creo que más bien es positiva la idea ¿no?”, dijo Anselmo Flores, taxista.

Sin embargo, cuando trató de prender su automóvil con la mano izquierda estuvo a punto de chocar con el carro de enfrente.

El enfermero Alejandro Buentello dijo que es muy complicado que se cumpla con esta recomendación.

“Sería lo idóneo, pero estamos mal acostumbrados a tocarnos cara, ojos, boca, nariz y hay que hacer consciencia, primero de ocupar el cubreboca primero que nada”, externó Alejandro Buentello, enfermero.

Hicimos un ejercicio limpiando una superficie y aunque la persona tenía la instrucción de usar la mano no dominante, cerró el cajón con la mano derecha.

También al pagar en un establecimiento fue difícil manipular los billetes con la mano no dominante.

“Hay que recordar que el uso de la mano dominante es instintivo, pero creo que todo suma, y en esa lógica puede ser una alternativa interesante”, destacó Hugo González Valdepeña, otorrinolaringólogo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: