Estado debe fomentar la lectura para que llegue al pueblo: Graciela Domínguez

Culiacán, Sin.- La lectura es necesaria, y al Estado le corresponde organizarla como política pública para que llegue a la calle, al pueblo, dijo la diputada Graciela Domínguez Nava.

Al participar en la videoconferencia “Los Libros y la Lectura en la Pandemia del Covid-19”, que ofreció el escritor Paco Ignacio Taibo II, la presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado de Sinaloa, se pronunció abiertamente a favor del fomento de la lectura.

La videoconferencia del director general del Fondo de Cultura Económica, fue organizada por este Poder Legislativo, a través del Instituto de Investigaciones Parlamentarias, que dirige Sonia Escalante López.

Al hablar a nombre de las y los diputados que integran el Congreso, la diputada Graciela Domínguez Nava manifestó que leer es necesario.

Leer para la felicidad de la gente. Un pueblo que lee está en mejores condiciones de hilvanar su libertad, de ejercer sus derechos, de organizarse.

Parafraseando a Goethe, la legisladora mencionó que sin fuerza no hay derechos.

En esta misma línea, Domínguez Nava citó a José Martí:
“El pueblo más feliz es el que tenga mejor educados a sus hijos, en la instrucción del pensamiento, y en la dirección de los sentimientos. Un pueblo instruido ama el trabajo y sabe sacar provecho de él. Un pueblo virtuoso vive más feliz y más rico que otro lleno de vicios y se defenderá mejor de todo ataque”.

Un pueblo educado le da dirección humanista a sus sentimientos, agregó la diputada al citar la biografía de Pancho Villa, que escribiera el mismo Paco Ignacio Taibo II.

Graciela Domínguez resaltó la pasión por la educación del general Francisco Villa, ya que soñaba con la educación de los hijos del pueblo.

“El General portaba alma de pueblo. Igual lloraba por sus amigos y por sus compañeros de lucha. Las huellas de su cuna, de sus andares a salto de sierras, la presencia de sus convicciones humanistas, son expresiones de los sentimientos del pueblo, de la educación del pueblo”, dijo.

Un pueblo educado es el principal baluarte de la democracia y Villa lo sabía, puntualizó, e incluso citó unas líneas de la autobiografía señalada: “Una democracia es inútil, a menos que la gente esté educada. Peor que inútil, peligrosa”.

Por ello consideró que “los políticos comprometidos con la gente deben hacer de la formación una necesidad de primer orden”.

Y si de formación de cuadros políticos hablamos leer es imprescindible, manifestó.

“Los políticos comprometidos con la gente deben hacer de la formación una necesidad de primer orden, Villa y el General Felipe Ángeles se avituallaron de libros. Villa aprovechó su encierro en Lecumberri para hacer sus primeras lecturas, y en Canutillo leía, leía libros. Ángeles en plena sierra de Chihuahua daba conferencias para la formación de las fuerzas villistas; en sus maletas portaba escritos y libros.

Horas ante de su fusilamiento leía sobre la vida de Jesús”, expuso en su mensaje la diputada Graciela Domínguez.

A %d blogueros les gusta esto: