Estas son las prestaciones de fin de año para trabajadores formales

Ciudad de México.- Las festividades de fin de año se están reactivando en la mayoría de los círculos sociales del país debido a que la mayoría del país se encuentra en semáforo epideimológico verde, aunque para ello se debe tener en cuenta el presupuesto que se tendrá para ello.

Los trabajadores formales tienen derecho a diversas prestaciones laborales, ya sean conforme a lo que establezca la ley o hay empresas que las ofrecen superiores.

Prestaciones de fin de año según la LFT

La principal prestación a fin de año es el aguinaldo, que de acuerdo a la Ley Federal del Trabajo todo trabajador en activo y un extrabajador (aunque no haya laborado el año completo), tienen derecho a recibirlo.

Los trabajadores tendrán derecho a un aguinaldo anual equivalente a 15 días de salario, por lo menos, y éste debe ser pagado antes del 20 de diciembre.

En caso de que el trabajador renuncie a su empleo o que sea despedido antes de esa fecha, tiene derecho a recibir un proporcional correspondiente a los meses de trabajo que haya acumulado ese año.

¿Cuándo se da la prima vacacional?

Si aún se mantiene la relación laboral, la trabajadora o el trabajador debe recibirlo antes del 20 de diciembre.

La Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo detalla que a los extrabajadores se les debe pagar en la fecha de la terminación de la relación laboral.

Días de descanso obligatorio: ¿se descansa en Navidad y Año Nuevo?

Sí, de acuerdo con la Ley Federal del Trabajo los días de descanso obligatorio son:

*El 1 de enero.

*El 1 de diciembre de cada seis años, cuando corresponda a la transmisión del Poder Ejecutivo Federal

*El 25 de diciembre

*El que determinen las leyes federales y locales electorales, en el caso de elecciones ordinarias para efectuar la jornada electoral.

¿Cuándo se paga el fondo de ahorro?

Aunque esta prestación no está marcada de forma obligatoria ante LFT, algunas empresas la otorgan como un beneficio adicional al trabajador.

El fondo de ahorro es una gratificación en donde se guarda una cantidad mínima del sueldo más las aportaciones de la empresa. Se descuenta de tu salario mes a mes una parte y la otra la pone el patrón para ahorrar una cantidad inferior al 13% al año.

Así lo establece la Ley de Impuestos Sobre la Renta, en su artículo 27 fracción XI que las aportaciones del contribuyente (la empresa) deben ser iguales al monto aportado por el empleado y no exceder el 13% del salario anual como parte de la gratificación.

Con información de Expansión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: