Europa prohíbe vuelos de Reino Unido por nueva cepa de coronavirus ‘fuera de control’

Reino Unido.- Varios países de Europa empezaron este domingo 20 de diciembre a prohibir vuelos procedentes del Reino Unido, tras el descubrimiento de una cepa más contagiosa de coronavirus que circula “fuera de control” en ese país y ante la cual la OMS pidió “reforzar los controles”.

Siguiendo los pasos de Holanda, donde la suspensión de los vuelos de pasajeros procedentes de Reino Unido entró en vigor el domingo y se mantendrá hasta el 1 de enero, Bélgica e Italia anunciaron que también suspendían sus conexiones aéreas británicas.

El gobierno alemán se planteaba “seriamente” hacer los mismo con los vuelos procedentes de Reino Unido y Sudáfrica.

España, por su parte, pidió una respuesta “coordinada” de Europa sobre estos vuelos.

Estas medidas tienen lugar al mismo tiempo que un tercio de la población inglesa inicia un nuevo confinamiento debido a una inédita cepa del coronavirus que circula “fuera de control”, en términos del ministro británico de Salud, Matt Hancock.

Frente a esta nueva cepa, la Organización Mundial de la Salud (OMS) instó a “reforzar los controles” en Europa.

Fuera del territorio británico, se detectaron varios casos en Dinamarca (9), uno en Holanda y otro en Australia, según la OMS, que recomendó a sus miembros “incrementar sus  capacidades de secuenciación” del virus, indicó una portavoz de la OMS Europa.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ya había explicado el sábado que Londres y el sureste de Inglaterra debían volver a respetar un confinamiento estricto, en vísperas de las fiestas navideñas, porque una nueva variante del virus circulaba mucho más rápido.

En declaraciones a Sky News, Hancock dijo que la situación era “extremadamente seria”.

“Será muy difícil tenerla bajo control hasta que hayamos distribuido la vacuna”, indicó. “Con esto tendremos que lidiar durante los próximos dos meses”.

Parece que los científicos descubrieron esta variante en un paciente en septiembre.

Susan Hopkins, de Salud Pública de Inglaterra (PHE), dijo a Sky News que la agencia avisó al gobierno el viernes, después de que los estudios revelaran la gravedad de la nueva cepa.

La científica confirmó los datos facilitados a Johnson, que establecen que esta variante podría ser 70% más contagiosa.

Desde la semana pasada, Europa es la región del mundo más enlutada por el COVID-19, con más de 514 mil muertos desde el inicio de la pandemia hace casi un año.

Para evitar que el virus se propague todavía más durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo, varios países han impuesto nuevas restricciones, más estrictas.

En Holanda está en vigor un confinamiento de cinco semanas, y las escuelas y los comercios que no son esenciales permanecerán cerrados hasta mediados de enero.

Italia, uno de los países más golpeados con más de 68 mil 400 decesos y casi dos millones de contagios, impuso nuevas medidas para las fiestas, entre el 21 de diciembre y el 6 de enero: solo estará permitida una salida al aire libre diaria por hogar, no se podrá viajar entre regiones y bares, restaurantes y tiendas no esenciales estarán cerradas.

En el resto del planeta, el virus sigue propagándose. En total, el nuevo coronavirus se ha cobrado más de 1.6 millones de vidas en todo el mundo, y ha contagiado a más de 76 millones de personas, según un recuento de la AFP el domingo basado en fuentes oficiales.

Rusia superó los 50 mil decesos por COVID-19, según las autoridades sanitarias, aunque los expertos creen que el número real es muy superior. Un antiguo funcionario de la agencia estadística nacional rusa, Alexéi Raksha, habla de 250 mil muertos.

En Chile, los nuevos casos confirmados aumentaron 22% en la última semana, despertando preocupación en el gobierno sobre un posible nuevo pico pandémico.

Y en El Salvador, el gobierno instó a la población cumplir con las medidas sanitarias para contener un repunte de los casos.

En Brasil, el segundo país del mundo con más fallecidos (186 mil 356) por detrás de Estados Unidos, el presidente Jair Bolsonaro, no parecía tan preocupado por el tema.

“La pandemia está llegando a su fin (…) Pero la prisa para la vacuna no se justifica, porque usted se está metiendo con la vida de las personas”, dijo el mandatario ultraderechista en una entrevista en YouTube.

La mayoría de países esperan impacientes el inicio de las campañas de vacunación, que se presentan como la única forma de atajar el letal virus.

En la Unión Europea empezarán a partir del 27 de diciembre, siguiendo los pasos de Estados Unidos y Reino Unido.

Rusia y China también han empezado a administrar vacunas en su territorio producidas a nivel nacional.

Estados Unidos, con más de 316 mil decesos, se convirtió el viernes en la primera nación en autorizar el régimen de dos dosis de Moderna, la segunda vacuna que se administra en un país occidental después de la de Pfizer/BioNTech.

En este contexto, la industria farmacéutica tiene que mostrarse “muy transparente” y “pedagógica” a la hora de introducir las nuevas vacunas en el mercado, advirtió el director ejecutivo del gigante japonés Takeda, Christophe Weber.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: