Explosión en mezquita de Afganistán deja al menos 100 muertos

Ciudad de México.- Al menos 100 víctimas, entre muertos y heridos, fue el saldo del ataque con bomba a una mezquita chií el viernes en el norte de Afganistán, aseguró el funcionario policial Dost Mohammad Obaida. “La mayoría de ellos han muerto”, dijo.

En principio nadie reivindicó el atentado en la provincia de Kundiz, pero los milicianos del grupo extremista Estado Islámico tienen una larga trayectoria de ataques contra la minoría musulmana chií.

En caso de confirmarse la cifra de víctimas, sería la más alta de un ataque de milicianos desde que las fuerzas de Estados Unidos y la OTAN abandonaron Afganistán a fines de agosto y el Talibán tomó el control del país.

Nada más producirse la explosión, un portavoz talibán confirmó los hechos y previó que habría víctimas mortales.

“Explosión en mezquita de Afganistán fue un atentado suicida”, confirmó un responsable talibán tiempo después.

“Esta tarde se produjo una explosión en una mezquita de nuestros compatriotas chiitas en el distrito de Khan Abad, en Bandar, la capital de la provincia de Kunduz, que causó varios muertos y heridos”, declaró el portavoz de los talibanes, Zabihullah Muhajid.

Según Zabihullah Mujahid, principal vocero de los talibanes, la mezquita chií era el objetivo del ataque, que dejó un “gran número” de fieles muertos y heridos.
Las fuerzas especiales del Talibán llegaron a la zona y estaban investigando lo ocurrido, añadió el portavoz.

La conducción del Talibán ha estado luchando contra la creciente amenaza de la filial local del Estado Islámico, conocida como Estado Islámico en Jorasán. Los insurgentes de ISIS han intensificado sus ataques contra sus rivales, incluso dos atentados letales en Kabul.

Los ataques de ISIS también han tenido como objetivo a minorías religiosas del país.

Imágenes compartidas en las redes sociales, que no pudieron ser verificadas inmediatamente, mostraban varios cuerpos ensangrentados tendidos en el suelo.

El ataque no ha sido reivindicado hasta el momento, pero el grupo yihadista Estado Islámico, rival de los talibanes, ha perpetrado actos similares en las últimas semanas.

La explosión se produjo durante la oración de mediodía, la más concurrida de los viernes, día de descanso musulmán y los testigos describieron escenas atroces.

“Vi al menos 40 cadáveres”, dijo un comerciante local, Zalmai Alokzai.

Los chiitas representan el 20% de la población de Afganistán. Muchos de ellos son de la etnia hazara, perseguido en el país durante décadas.

Con información de El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: