FMI reconoce política fiscal y financiera, pero pide retrasar Dos Bocas

Ciudad de México. El Fondo Monetario Internacional (FMI) reconoció que la economía mexicana se está recuperando por impulso del crecimiento de Estados Unidos, así como la estabilidad financiera y fiscal mantenidas por las autoridades. Sin embargo, consideró necesario reformar el plan de negocios de Petróleos Mexicanos (Pemex), lo que incluye postergar la construcción de la refinería Dos Bocas.

El comunicado final de la Misión del Artículo IV del organismo internacional señala que el gobierno mexicano “ha mantenido con éxito la estabilidad externa, financiera y fiscal en un período muy desafiante”.

En la revisión anual que el FMI hace a cada uno de los países miembros, apuntó que la economía mexicana se recupera debido al impulso de Estados Unidos, pues las manufacturas y las exportaciones están por encima de los niveles prepandémicos, los servicios se están reabriendo y el empleo se está recuperando.

Sin embargo, dijo, México está atravesado “un costo humanitario, social y económico muy alto”, pues ha más de medio millón de muertes relacionadas con el covid-19, el subempleo se mantiene por encima del pico alcanzado durante la crisis financiera mundial, más de 4 millones de personas sin empleo y un incremento en los niveles de pobreza.

Apuntó que “la economía se enfrentará a nuevos desafíos derivados de los cambios tecnológicos y los efectos del cambio climático”, por lo que es preciso preservar la estabilidad económica y promover un crecimiento inclusivo y sostenible.

Destacó que cambiar el rumbo de la política energética de México mejoraría la competitividad y la inversión. “Es necesario reformar el plan de negocios de Pemex”, dijo.

“Las pérdidas de Pemex están colocando una carga para los contribuyentes y desplazando otros usos más productivos de los recursos fiscales”, comentó.

“El apoyo adicional a Pemex debe ir acompañado de una nueva estrategia que priorice los objetivos financieros (por ejemplo, centrarse en campos rentables, vender activos no esenciales, posponer nuevos planes de refinería y reformar su costoso plan de pensiones) y aumentar la transparencia”, dijo.

Agregó que los precios de la electricidad para las empresas son superiores en comparación con Estados Unidos y otros mercados emergentes.

Sostuvo que preocupa la confiabilidad del suministro de energía, por lo que México debe aprovechar las energías renovables, alentar la participación del sector privado para contar con un sector energético más barato, más confiable, sostenible y competitivo.

El FMI reconoció “la política fiscal conservadora a través de la pandemia, con un enfoque en la contención de la deuda pública”. Destacó el aumento de recursos para la salud, pensiones para adultos mayores, los apoyos a Pemex y proyectos de inversión pública, así como la lucha contra la evasión fiscal. “A pesar de la recesión histórica del año pasado, estos esfuerzos han impulsado los ingresos y las autoridades planean profundizarlos en el futuro”, dijo.

“Una postura fiscal más acomodaticia en 2022 podría tener importantes beneficios sociales y económicos. México tiene cierto espacio fiscal y disfruta de un cómodo acceso al mercado”, comentó.

Señaló que para garantizar que se pueda acomodar el gasto público y colocar la deuda con respecto al producto interno bruto (PIB) a la baja, será necesaria una reforma fiscal progresiva, pues de esa manera la economía puede crecer hasta 4 por ciento.

La combinación de esta reforma —que incluye eliminar el IVA con tasa cero y ampliar el ISR—, con un aumento de la asistencia social ayudará a reforzar la estabilidad social y mejorar los niveles de vida de los pobres.

Subrayó que la inversión pública es baja e invertir en proyectos de alta calidad respaldaría el crecimiento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: