“Gringo Hunters”: los agentes que detienen delincuentes estadounidenses escondidos en México

Baja California.- Peligrosos criminales fugitivos en Estados Unidos, pero “gringos” amigables en México. Como si de una película se tratase, algunos delincuentes escapaban a su vecino del sur en busca de crear una nueva vida, algunos logran, pero es una situación que causa preocupación entre ambas naciones.

Según reporta The Washington Post, el Servicio de Alguaciles de Estados Unidos envía constantemente información de fugitivos que figuran en la lista de los “diez más buscados” del FBI, asesinos en serie, multimillonarios acusados de fraude de valores, pedófilos, entre otros, que consiguieron quedarse ilegalmente en México.

Existe una patrulla: “los gringo hunters” (cazadores de gringos)

En Baja California hay una pequeña unidad de la policía estatal (10 hombres y dos mujeres) asignada para atraparlos. Oficialmente, son la Unidad de Enlace Internacional, pero coloquialmente les dicen “los Gringo Hunters”.

“La Dirección de Enlace Internacional, está conformada por Policías Municipales capacitados en materia de seguridad binacional, gracias a la excelente relación sostenida con las autoridades policiacas de Estados Unidos. Asimismo, la comunicación y coordinación de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Tijuana con las instituciones mexicanas, que permite reforzar las estrategias de operatividad en la región”, se lee en el portal de esta agencia.

En promedio estos oficiales detienen a 13 estadounidenses al mes, pero desde su creación en 2002, han capturado a más de mil 600 personas; algunas se drogaban con metanfetamina, se habían sometido a cirugía plástica y adquirido nuevos nombres, pero no pueden huir de su pasado.

En su oficina, la unidad mantiene una pizarra con las aprehensiones del mes contabilizadas por nombre, fecha y cargo, en las que destaca que en las tres primeras semanas de marzo hubo ocho acusados de tráfico de drogas, dos de asesinato y uno de pederastia. “Los pedófilos fugitivos suelen instalarse cerca de las escuelas primarias”, aseguran los policías. No está claro que si los agresores sexuales de niños han atacado menores en México.

Estos uniformados están entrenados para detectar las formas en que los estadounidenses se hacen notar en México: “visten pantalones cortos con chanclas, hablan poco español y tienen bronceados fáciles de identificar”. También saben que los fugitivos más tontos suelen ser los más violentos, por lo que siempre proceden con cautela.

La migración de estadounidenses a México puede ser un problema para estos agentes, la embajada de Estados Unidos estima que de los nueve millones de estadounidenses que viven fuera de su territorio, 1.5 millones están en México, por los que a veces las búsquedas tardan más.

“Los funcionarios estadounidenses pasan información de inteligencia a la policía mexicana, por lo regular se trata de movimientos bancarios o registros telefónicos. Después de los casos importantes, los funcionarios estadounidenses envían placas, ropa del FBI y certificados de regalo a sus homólogos mexicanos”, se destaca en el artículo del medio estadounidense.

Si bien existe un un registro de las detención, de acuerdo con el medio internacional, hasta la fecha no se sabe cómo impacta el ingreso de peligrosos criminales estadounidenses en la vida cotidiana de México o incluso si algunos ilícitos pueden ligarse a ellos, ya que la unidad sólo se encarga de detenerlos, y es que algunos duran días, pero otros años.

Con imágenes e información de El Heraldo de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: