Influencer que dio paletas de jabón a indigentes podría pasar 11 años en prisión

Un influencer identificado como Milton Andrés Domínguez Anaya, conocido como Jay Tamy, causó indignación en redes sociales al regalar paletas de jabón a indigentes de Cartagena. Tras la denuncia de los hechos, podría pasar hasta once años en prisión.

Cartagena cuenta con una considerable cantidad de personas sin hogar que deben encontrar refugio en las calles pese a lo complicada y peligrosa que resulte esta situación.

Muchas de ellas pertenecen al rango de la tercera edad y aunque algunos ocasionalmente los apoyan con comida o dinero, hace unos días fueron víctimas de la supuesta broma de un influencer que les dio paletas de jabón que hizo pasar por unas de vainilla con cubierta de chocolate.

El hecho, que por supuesto Jay Tamy grabó para sus redes sociales, causó tal indignación que ahora se pide una pena de hasta once años de cárcel por los delitos que cometió este joven, así como una multa por “afectación contra grupos sociales de especial protección”.

 

 

De acuerdo con la información publicada en la cuenta de Twitter de la Fiscalía de Colombia, el 24 de noviembre se abrió una investigación contra Tamy y otros tres presuntos involucrados en el hecho.

Con relación a hechos denunciados en redes sociales sobre influenciadores que habrían engañado a ancianos en Cartagena con paletas de jabón, #Fiscalía abrió investigación, a través de la Unidad de Reacción Inmediata, y adelanta actos urgentes para identificar a los implicados”, mencionaron las autoridades.

Pese a que en el video original aparece una joven ayudando a Tamy a preparar las “paletas”, se desconoce si las autoridades procederán de forma legal en su contra.

Por otra parte, el apoderado de Milton Andrés Domínguez Anaya señaló que el influencer estaba arrepentido por sus acciones y en su cuenta de Instagram publicó un mensaje de disculpa:

“Sus acciones han estado enmarcadas en la intencionalidad humorística y, de ninguna manera, ha querido afectar a ninguna persona con sus acciones… A partir de lo ocurrido, Domínguez Anaya entendió que existe una estrecha línea entre lo que puede ser percibido una broma y aquello que puede ser percibido como una acción que atente contra las personas”.

Tamy se limitó a escribir en su canal de YouTube que nunca quiso hacerle daño a nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: