Infraestructura de Ahome ha resistido los recientes sismos, pero se requiere hacer cambios para el futuro, coinciden expertos

Los Mochis, Sin.- Tras los recientes y constantes sismos que se han presentado en la región norte de Sinaloa, autoridades expertas en la materia consideraron que ya es necesario actualizar ciertos lineamientos para ofrecer mayor seguridad en las infraestructuras que se edifiquen en el futuro, principalmente los reglamentos de construcción.

El ingeniero Rael Rivera Castro, director de Obras Públicas en el municipio de Ahome, señaló que, aunque hasta el momento no se han presentado afectaciones mayores en edificios de Los Mochis, sí es necesario atender el tema, pues la mayoría de construcciones datan de hace 30 años o más y muchas no están diseñadas para resistir temblores fuertes.

Puntualizó que ya se ha emitido una propuesta ante el cabildo ahomense para modificar la normatividad correspondiente y estipular que en todas las construcciones deberán participar especialistas como topógrafos o geodestas.

“Ya hay una propuesta en la normatividad de construcción, está por aprobarse. Estamos tratando de hacer una incorporación de los topógrafos y los geodestas para que nos ayuden, ya que hemos encontrado mucho retraso en lo que son los deslindes y todo eso por poca cantidad de trabajadores”.

Por su parte, el delegado de Protección Civil en la zona norte, Omar Mendoza Silva, dijo que, aunque la Ley General de Protección Civil del Estado de Sinaloa ya obliga a realizar estudios conocidos como “de vulnerabilidad y riesgo” antes de iniciar una construcción, el tema de la actividad sismológica debe ser ya tomada en cuenta con mayor atención por parte de las autoridades competentes.

“La situación de los sismos es algo que hemos venido arrastrando. Desde Protección Civil estamos convencidos de que los desastres no son naturales, los desastres son construidos, y para poder mitigar esos riesgos pues debemos de anticiparnos a ellos”.

Mendoza Silva explicó que lo sólido y compacto del suelo en la región norte de Sinaloa ayuda en gran medida a que hasta el día de hoy no se hayan registrado tragedias por temblores, aunque enfatizó que los municipios deben ver a futuro en este asunto y modificar lo que sea necesario para otorgar permisos de uso de suelo y construcción que ofrezcan máxima seguridad contra los movimientos telúricos.

“Afortunadamente tenemos una región muy sólida, muy compacta, eso permite mayor nivel de resistencia, pero es una situación que tenemos que estar ya visionando precisamente desde ahí, desde el tema municipal, uso de suelo, permiso de construcción, desde ahí es la clave, buscando como mitigar riesgos y salvar vidas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: