Juez vincula a proceso a Brisya Carolina, acusada de encubrimiento en el crimen del periodista Luis Enrique Ramírez

Culiacán, Sin.- En la audiencia que se llevó a cabo este sábado en el Centro de Justicia Penal Acusatorio por mas de 7 horas la Fiscalía General de Sinaloa estableció este delito al detectar investigadores que la acusada presuntamente encubrió a su pareja y no brindó información de su celular con el argumento que se le había perdido para favorecer al presunto autor material e intelectual identificados con las siglas como “JEGG y SRVV”, a quienes se les giró orden de aprehensión pero continúan prófugos de la justicia.

La acusada declaró durante la audiencia que “JEGG” es su pareja sentimental desde hace varios años y que es el papá de sus dos hijas. Reconoció que se comunicó con él durante la madrugada del pasado 4 de mayo, cuando fue asesinato el periodista, pues tenía temor de que una persona ingresara a su hogar donde estaban sus hijas de 7 y 9 años.

Aseguró que la persona que intentaba ingresar a su domicilio decía muchas groserías e intentaba tumbar el barandal por lo que optó por comunicarse con su pareja.

La imputada defendió que sí extravió su celular pero durante la mañana de 7 de mayo, día en que sostuvo una entrevista con personal de la fiscalía, como parte del seguimiento de su llamada a la línea de emergencias no por el crimen del periodista.

Los representantes de la fiscalía cuestionaron si ayudó a fugarse a los hoy señalados como autor material e intelectual del crimen, a lo cual se reservó su derecho a responder.

Un testigo que rindió declaración dio a conocer que una persona con playera color blanca la madrugada del pasado 4 de mayo camina con actitud extraña, como “ de loco, borracho o drogado” al hablar solo, tambalearse y mover un barandal de color negro de una casa.

Después de observar a esta persona el testigo aseguró que se metió a un domicilio y a los minutos escuchó dos disparos.

Esta versión fue sustentada con un video que la fiscalía obtuvo de un expendio de cerveza ubicado en las inmediaciones del domicilio de la acusada. En la grabación se observa a un hombre con una playera color blanco y pantalón oscuro, quien se movía de un lugar a otro hasta quedarse a las afueras de un domicilio el cual sería la casa de la acusada.

Tras acreditar la fiscalía elementos por el delito que se le acusa a Brisya Carolina, el juez, además de vincularla a proceso ratificó su prisión preventiva en el penal de Aguaruto.

Se dictó un plazo de un mes para que se realice la investigación complementaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: