La AZCARM urge a la Profepa a autorizar traslado de felinos tras clausura de la Fundación Black Jaguar-White Tiger

Ciudad de México.- Tras un intenso trabajo para conocer el estado de salud de los 177 felinos maltratados y abandonados por la fundación Black Jaguar-White Tiger y para verificar la procedencia de cada ejemplar, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ya clausuró el predio del Ajusco en donde aún se encuentran la gran mayoría de los felinos.

Este lunes 18 de julio, la Profepa concluyó el acta de inspección del predio del Ajusco propiedad de Eduardo Mauricio Moisés Serio, fundador de la Fundación Black Jaguar. La Procuraduría constató que el predio no contaba con la autorización para operar como Predio o Instalación que Maneja Vida Silvestre en Forma Confinada, Fuera de su Hábitat Natural (PIMVS) y además no se hallaron los documentos para acreditar la legal procedencia de cada uno de los ejemplares.

Estas y otras irregularidades, aunadas al deplorable estado de salud de los animales silvestres, la mayoría de especies en riesgo de extinción, concluyó en la clausura oficial de la supuesta fundación de conservación de grandes felinos.

El Presidente de la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México (AZCARM), Ernesto Zazueta Zazueta, celebró que finalmente se haya clausurado este lugar en donde se estaba llevando a cabo un ecocidio, pero lamentó que aún no haya habido avance en los traslados de los felinos a 25 zoológicos y centros de conservación que ya están listos para recibir a algunos ejemplares, en distintas partes del país.

“Seguimos aquí esperando, este lunes 18 de julio ya clausuraron, de acuerdo con nuestros abogados esto es un avance, pero la verdad seguimos igual”.

Indicó que el equipo de especialistas de la AZCARM, siguen alertas y al pendiente de la nutrición y estado de salud de los animales, pero precisó que ya solo pueden hacerlo desde el exterior, toda vez que las autoridades ambientales ya no les han permitido ingresar.

“Aquí el equipo se mantiene haciendo guardia, los veterinarios de AZCARM están alertas por si hay una emergencia, pero desde el exterior porque no los dejan entrar. Los primeros días pudimos apoyar de cerca, pero ahorita las autoridades señalan que por el proceso legal no podemos entrar”.

En este sentido, Zazueta Zazueta urgió a la Profepa y a todas las autoridades involucradas en este terrible caso de maltrato animal a agilizar los trámites y diligencias para comenzar a trasladar a los felinos a las instituciones zoológicas que ya fueron verificadas por la Procuraduría. Y es que recordó que solo han sido trasladados ocho felinos; cuatro machos y tres hembras de león africano y una hembra de tigre de bengala al Zoológico de Chapultepec, por presentar muy mal estado de salud, pero enfatizó que el resto de los felinos también necesitan cuidados especiales y todo un manejo que garantice su bienestar, manejo que no tienen por qué esperar más.

“Estamos esperando que esto pronto se destrabe ya, nos dicen que unos días más, quizá para el jueves ya podremos comenzar a trasladar a los felinos. Nosotros estamos haciendo la logística con los Zoológicos que ya están apuntados, ya se verificaron todos y solo estamos esperando que la Profepa y las autoridades correspondientes den el banderazo de salida, no hay por qué esperar más. Cuando se trata de la protección y bienestar de la vida humana y animal, la tramitología y burocracia no debieran ser un obstáculo”, resaltó.

Zazueta Zazueta subrayó que dichos ejemplares rescatados estarán en áreas en cuarentena donde se les va atender para su rehabilitación, luego de que los felinos hayan superado su problema de salud, se buscarán espacios donde puedan estar tranquilos y de manera permanente, en alguno de los zoológicos adheridos a Azcarm.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: