Lenta espera para una prueba; 54 laboratorios privados la realizan

Ciudad de México.- Posibles portadores de covid-19 que buscan realizarse una prueba PCR en laboratorios privados para confirmar o descartar si están contagiados se enfrentan a largas listas de espera de hasta cinco días. Eso si residen en alguno de los 20 estados del país donde éstos tienen cobertura, porque todavía hay 12 entidades sin laboratorio autorizados.

De la lista de 54 laboratorios particulares que aprobó el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (Indre), actualizada al 18 de mayo, para realizar test covid-19 por PCR, 23 tienen cobertura en Ciudad de México, 5 Puebla, 5 en Baja California, 5 en Nuevo León, 4 en el Estado de México, 2 en Querétaro, 2 en Jalisco, 2 en Michoacán, 2 en Hidalgo, 2 en Yucatán, 2 en Chihuahua, 2 en Sonora, 2 en Guanajuato, 2 en Veracruz , 1 en Tamaulipas, 1 en Oaxaca, 1 en Chiapas, 1 en Baja California Sur, 1 en San Luis Potosí y 1 en Quintana Roo.

Prácticamente todas las unidades de los 54 laboratorios privados sólo tienen cobertura en áreas metropolitanas.

Jorge vive en el norte de la Ciudad de México y cotizó por internet las pruebas de laboratorios y hospitales privados.

Los precios iban desde mil 300 pesos hasta 10 mil pesos. En la mayoría de las instituciones, el pago por la aplicación del test es por adelantado para poder agendar una cita.

Sin embargo, en los sitios más económicos, como en la Institución de Asistencia Pública, Salud Digna, donde la prueba cuesta mil 300 pesos, encontrar disponibilidad desde hace dos semanas se ha convertido en una odisea.

En la página de internet de Salud Digna se lee: “Por el momento no tenemos horarios disponibles para Coyoacán (CDMX), Boca del Río (Ver), Coacalco (Edo. de México), Los Reyes la Paz (Edo. de México), Río de los Remedios (Edo de México), Culiacán (SIN) y Mexicali (BCN) hasta mañana a las 9:00 a.m hora centro México”.

Entonces, Jorge vio que en Laboratorio Médico El Chopo había disponibilidad para dentro de cuatro días hábiles (lo más pronto que encontró) y agendó su cita para él y su esposa. Por cada prueba pagó dos mil 990 pesos.

A pesar de que El Chopo, es uno de los laboratorios cadena con una de las redes más extensas en México, con 250 sucursales, son realmente contadas las unidades en las que se realizan las pruebas covid-19 por PCR, sólo 12 en todo el país; dos en la Ciudad de México.

“El test de la PCR es una prueba genética que detecta la presencia del RNA del virus en las vías respiratorias superiores. Se ingresa un hisopo por la nariz hasta la nasofaringe y se le dan vueltas para obtener la muestra”, explicó Érika Plata, especialista en medicina crítica del Hospital Universitario Valle de Hebrón de Barcelona.

Cada vez más son más los pacientes que como Jorge de 39 años, buscan obtener un diagnóstico en un laboratorio privado, por recomendación médica.

 

 

Luego de responder el cuestionario informático, que está disponible en la aplicación del IMSS, para detectar si era un posible portador del virus, al presentar la mayoría de los 14 síntomas expuestos en la página, inmediatamente, le llegó una señal de alerta: “Podrías tener la enfermedad covid-19 causada por el SARS-CoV-2”.

“Yo busqué hacerme el test por la vía privada, porque las pruebas PCR en las instituciones públicas, son destinadas sólo para los pacientes con síntomas muy graves y de alto riesgo, pero en mi caso, a pesar de no ser diabético, obeso ni hipertenso ni tener más de 60 años, sí era muy importante conocer mi diagnóstico por recomendación de mi médico, para que pudiera vigilarme desde casa durante las dos semanas de aislamiento y  necesitaba saber si mi esposa y mis tres hijos estaban en riesgo”, dijo Jorge, en entrevista con Excélsior.

Los resultados de su test, que recibió vía electrónica por parte del laboratorio, salieron positivo para él y negativo para su esposa.

En algunos pacientes consultados; ante la inaccesibilidad para realizarse las pruebas covid-19,  ya sea por la falta de cobertura de los laboratorios privados en sus lugares de residencia, los altos costos o por la saturación; han optado por aislarse y ser vigilados desde sus casas por un médico.

En cuanto Jorge tuvo la certeza de su diagnóstico y su muestra apareció positiva, su médico le pidió comprar de inmediato un oxímetro de pulso, termómetro y un baumanómetro para poder medir tres veces al día su temperatura, su nivel de oxigenación y la presión arterial.

“Un hallazgo clínico significativo que hemos encontrado en todo el mundo en pacientes de covid-19 es la disminución del oxígeno en la sangre y eso se puede detectar ambulatoriamente con el oxímetro de pulso”, de acuerdo con Érika Plata, quien estuvo en la primera fila de atención médica en Barcelona.

En una tienda de equipo médico, ubicada en la colonia Narvarte de la Ciudad de México, consultada por
Excélsior, el encargado aseguró que todos los días recibe hasta 150 llamadas de personas que preguntan por los precios de los oxímetros.

Por el momento están agotados hasta junio en esa tienda, no sólo porque mucha gente los adquiere para monitorear su nivel de oxígeno y verificar que sus valores se mantienen en rangos normales, también, porque en muchos hospitales ya comienzan a solicitar a cada paciente llevar su propio oxímetro, de acuerdo con el encargado.

Desde el 2 de abril, el senador Samuel García, de Movimiento Ciudadano, presentó un punto de acuerdo en el Senado para exhortar “de manera respetuosa” a la Secretaría de Salud a ampliar el listado de laboratorios particulares autorizados.

“Por parte del gobierno federal, Nuevo León no cuenta con un laboratorio particular autorizado para la realización del diagnóstico”, se lee en el documento.

Cincuenta y dos días después de este documento, sólo cinco laboratorios privados ofrecen cobertura en Nuevo León, la mayoría en el área metropolitana de Monterrey, a pesar de que es una entidad con 51 municipios.

De todos los países miembros de la OCDE, México es el que menos aplica pruebas, sólo 0.6 por cada mil habitantes contra las 147.6 pruebas de Islandia, nación que ocupó el primer lugar de test, según el informe “Realizar test de detección del covid-19, una forma de levantar las restricciones del confinamiento”, publicado el 17 de abril.

“El mensaje principal en este informe fue y continúa siendo la firme recomendación a los países para que redoblen sus esfuerzos en la realización de pruebas diagnósticas en el contexto de la crisis actual del coronavirus”, aseguró la OCDE.

“Los test masivos ayudan a mapear y a rastrear mejor los casos positivos, incluyendo sobre todo a las personas asintomáticas,  y a poner en cuarentena estricta a quienes hayan estado en contacto con ese núcleo de contagio”, explicó la especialista en medicina crítica.

Hasta el viernes pasado,  los laboratorios privados habían realizado un total 30 mil 472 muestras PCR positivas, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud.

De acuerdo con José Luis Alomía Zegarra, director general de Epidemiología de la Ssa, desde esta semana quedó lista la plataforma digital para que los laboratorios privados comiencen a alimentarla con los datos de las muestras positivas.

En estas pruebas PCR, los laboratorios privados deberán especificar nuevos campos de los que se incluyen en el reporte diario de la Secretaría de Salud, pues los test del sector público han sido aplicados exclusivamente en pacientes con síntomas respiratorios graves.

Con el nombre completo, los laboratorios especificarán si el usuario es asintomático, si presentaba problemas respiratorios, si se realizó el test por voluntad propia o por indicación médica.

En conferencia de prensa, en Palacio Nacional, Alomía Zegarra, dijo que es probable el viernes 29 de mayo las muestras positivas de los laboratorios privados comiencen a integrarse al reporte diario de salud de casos confirmados, lo que ahora no se hace y no se contabilizan.

Jorge acaba de concluir su cuarentena. Buscó en los laboratorios privados un test serológico para SARS CoV2, covid-19 con el objetivo de conocer si el virus aún estaba activo o no en su organismo.

“El test serológico es para determinar los anticuerpos IgM e IgG para covid-19. Te dicen si la infección es reciente o si el paciente ya ha pasado la enfermedad y generó la inmunidad. Estas muestras, se pueden realizar, a través de una gota sangre (vía vena o pinchazo en el dedo)”, dijo Érika Plata.

A Jorge le dijeron que todavía ningún laboratorio privado en el país tenía la autorización para realizar test serológicos, pues apenas el 18 de mayo, la Cofepris autorizó a los primeros tres fabricantes.

“Mi médico, a falta de la prueba serológica, me sugirió quedarme una semana más aislado, para evitar poner en riesgo a alguien más”, contó Jorge.

A %d blogueros les gusta esto: