Llaman a no permitir que la lengua yoreme sea una lengua muerta

Culiacán, Sin.- Al presentar el libro “Diccionario (Yolem Seewa) Yorem Nókki – Español // Español – Yorem Nókki”, del profesor Néstor Aguilar Velázquez, los comentaristas coincidieron que es una obra pertinente, que ayudará a fomentar esa lengua indígena e hicieron un llamado a que “que no permitamos que la lengua yoreme se convierte en una lengua muerta”.

El libro fue editado con fondos del Programa de Acciones Culturales Multilingües y Comunitarias, PACMYC en su edición 2019, y se presentó en la Sala de Arte Joven del Centro Cultural Genaro Estrada, con la presencia de María Inés Amézquita, directora de Patrimonio Cultural del Instituto Sinaloense de Cultura.

Los comentarios estuvieron a cargo del Dr. Sergio Valenzuela Escalante, doctor en arquitectura y urbanismo, y las lingüistas Mtra. Nelsy Sarahí Valenzuela Flores y Rosario Valenzuela Velásquez, quienes ponderaron la obra
Néstor Aguilar Velázquez comentó que él nació en Agiabampo, Sonora, en el seno de una familia yoreme donde las conversaciones diarias eran en la lengua nativa Yoremnókki y se crio en un ambiente de la cultura yoreme-mayo, ya que sus padres eran de esa etnia. A los tres años, se mudó con su familia a Bacorehuis, en Ahome, Sinaloa, y estudió la primaria, secundaria y la preparatoria en Villa Gustavo Díaz Ordaz, El Carrizo.

Comentó que gracias a su labor como docente, ha participado en la educación de adultos en alfabetización en INEA, y ha participado en eventos comunitarios en lengua Yoremnokki, lo que le dio oportunidad de interactuar con esa etnia de modo que, en 1975, inició la recopilación de vocablos yoremes, lo cual es necesario porque desgraciadamente, es una lengua que se va perdiendo y esta obra servirá para que las nuevas generaciones confirmen lo que ya saben.

Su diccionario –el primero de su tipo en la entidad- contiene más de 21 mil palabras traducidas al español y viceversa, con más de mil 450 verbos conjugados en los cinco tiempos simples, pero también tiene adjetivos, preposiciones, nombres personales y nombres de plantas que, como integrante de la etnia yoreme – mayo, pudo recopilar.

Delsy Sarahí Valenzuela Flores y Rosario Valenzuela Velásquez, coincidieron en que este libro constituye un valioso tesoro de una cultura que debemos conservar y para muchas personas es difícil aprender porque son muchas palabras y este libro es un medio de consulta para conocer e incorporarlas.

Sergio Valenzuela comentó que la esencia del acceso a la cultura de un pueblo es su lengua y en el caso de la mayo – yoreme, es algo que se ha ido perdiendo, por eso, ojalá sigan estas acciones de salvaguarda que, como sinaloense, mucho agradecemos. “Este es solo un ladrillo del gran muro que debemos construir; no permitamos que la lengua yoreme se convierta en letra muerta”.

La presentación fue acompañada por una exposición de danzas y artesanías de los rituales mayo-yoremes y con una danza de venado, así como la lectura de una presentación en esa lengua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: