Llegan a Nuevo León otros 350 militares para reforzar el combate a la delincuencia

Monterrey, N.L.– Más de 350 militares llegaron esta madrugada a Nuevo León para sumarse al combate a la delincuencia en la zona conurbada, informó una fuente cercana al operativo.

Su llegada ocurre después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció refuerzos castrenses para Nuevo León luego de la emboscada y asesinato de seis policías estatales de Fuerza Civil, a manos de criminales, ocurridos el pasado 26 de junio en Anáhuac, al sur de la capital.

El contingente que arribó este martes se suma al de 180 soldados que llegaron el pasado 12 de junio a la ciudad, para contener la oleada de violencia que ha resurgido en el estado.

En el marco de la estrategia nacional de seguridad pública y política de cero impunidad, el contingente llegó a esta capital a las 12:30 horas vía terrestre por diversos puntos de convergencia al área citadina.

Estos integrantes de la Fuerza de Tarea conjunta se integrarán a las labores regionales para planear trabajos de inteligencia, con el propósito principal de hacer recorridos con patrullajes preventivos en los municipios de la zona metropolitana del estado y municipios periféricos.

También se coordinarán con las autoridades para la detención de integrantes de la delincuencia organizada que operan en la localidad, dijo la fuente.

Remarcó que entre las características principales de estas unidades destacan su capacidad de movilidad y despliegue, con armamento, material, equipo y adiestramiento especializado para las diferentes labores que realizarán en campo.

Los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional se coordinarán con la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, la Fiscalía General de la República, así como autoridades estatales y municipales, en los trabajos preventivos y operativos.

Luego de su arribo, los soldados fueron concentrados en la Explanada de la Cuarta Brigada de la Policía Militar, donde se pasaría revista a las tropas antes de su despliegue por la ciudad.

Como parte de las acciones estratégicas que la Sedena lleva a cabo en la localidad, el comandante General de División Diplomado del Estado Mayor Presidencial Norberto Cortés Rodríguez tomó posesión el 1 de julio como comandante de la Cuarta Región Militar, en sustitución del general Pablo Alberto Lechuga.

Estos elementos tendrán injerencia en tareas militares en los estados de Nuevo León, Tamaulipas y San Luis Potosí.

Con imagen e información de Proceso 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: