Los lujos de Cárdenas Palomino; tiene residencias de 110 mdp

Ciudad de México.- Regeneración, 19 de agosto de 2021. El exmando policiaco y cercano a Genaro García Luna, Luis Cárdenas Palomino, se fue de compras al desarrollo urbano conocido como Nuevo Polanco, en la delegación Miguel Hidalgo, una zona de tiendas y restaurantes de lujo.

Compró 7 departamentos de lujo

Ahí, entre 2009 y 2012, el jefe policiaco compró siete departamentos con un valor comercial de al menos 60 millones de pesos.

Dichas propiedades las adquirió en la segunda mitad del sexenio de Felipe Calderón y solo representan una parte del botín inmobiliario que acumuló la mano derecha de Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública.

Cárdenas Palomino adquirió en la última década al menos una docena de propiedades en la Ciudad de México y el Estado de México, las cuales se suman a otros inmuebles ubicados en los estados de Guerrero y Morelos, señala una investigación de la periodista Anabel Hernández para EMEEQUIS.

El exjefe policiaco se encuentra preso en el penal de máxima seguridad el Altiplano, acusado de tortura, y pese a que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) tiene congeladas sus cuentas bancarias desde principios de 2020, él y su familia disfrutan de una buena economía.

La comodidad y ganancias que generan los bienes inmuebles que acumuló de manera inexplicable y en tiempo récord.

El excoordinador de la División de Seguridad Regional de la Policía Federal fue arrestado el 5 de julio pasado en Naucalpan, Estado de México.

Un año antes ya había sido acusado formalmente en la Corte de Distrito Este de Nueva York, junto con García Luna, de haber cometido crímenes de corrupción y narcotráfico entre el 2001, cuando trabajaba en la Agencia de Investigación Criminal (AFI), hasta 2020, mientras se desempeñaba como director y representante legal de la empresa Adamantium Private Security Services, vinculada al empresario Ricardo Salinas Pliego.

Amasó una gran fortuna

Durante los años en que Cárdenas Palomino fue acusado de proteger al Cártel de Sinaloa y al Cártel de los Beltrán Leyva, a cambio de millonarios sobornos y de haber traficado drogas a Estados Unidos, también logró hacerse de una considerable fortuna en bienes inmuebles que no corresponde a sus ingresos ni ahorros reportados como servidor público, indica la investigación periodística.

La información obtenida en el Registro Público de la Propiedad, contrastada con sus declaraciones patrimoniales del 2007 al 2012, revela que Cárdenas Palomino adquirió entre 2009 y 2019 esa docena de propiedades, las cuales tienen un valor comercial de más de 110 millones de pesos, de acuerdo con una investigación del mercado inmobiliario basado en cotizaciones de propiedades con características similares que se encuentran en venta en el mismo edificio, calle y/o colonia donde se encuentran los departamentos adquiridos por el exjefe policiaco.

Su familia y amigos disfrutan de los bienes

Algunos de esos bienes los disfrutan su familia y amigos, otros los ha puesto en renta y por tanto es beneficiario de sus dividendos.

La información recabada revela que al menos siete de las 12 propiedades fueron adquiridas a través de un esquema típico usado en operaciones de lavado de dinero.

Y es que el exmando policiaco compró los bienes a través de familiares, que habrían tenido el rol de prestanombres, quienes después las vendieron a Cárdenas Palomino o a empresas de las que él es propietario, a casi la mitad del monto en que fueron compradas.

Uso a su expareja para la compra de propiedades

Para estas operaciones, usó principalmente a su expareja sentimental de la juventud, Claudia Soto González, con quien procreó una hija de nombre Karen Cárdenas Soto; y a la madre de Claudia, Estela González Barrientos.

Entre las exuberantes propiedades adquiridas por el brazo derecho de García Luna, destacan tres, estas son:

Finca en Malinalco

Una finca ubicada en el Barrio San Martín, en Malinalco, de más de 3 mil 200 metros cuadrados. Se trata de una hacienda con cancha de paddel, alberca con jacuzzi, amplios jardines, la cual administra su esposa Gizeh Díaz Martínez, con quien se casó en marzo de 2012, antes de concluir el sexenio de Felipe Calderón, y con quien procreó tres hijos. La propiedad genera grandes ganancias, ya que la rentan durante todo el año a través del sistema de alquiler de alojamientos vacacionales Airbnb.

Departamento de lujo en Polanco

El segundo inmueble es el súper lujoso departamento 2102, de 237 metros cuadrados, en el piso 21 de la imponente Torre Dalí, en Residencial Plaza Carso, que forma parte del complejo inmobiliario Plaza Carso desarrollado por el empresario Carlos Slim Helú en Nuevo Polanco.

Se trata de un departamento que compró en 2009 directamente a Inbursa, propiedad de Slim, cuando Cárdenas Palomino era un alto funcionario de la Secretaría de Seguridad Pública y arrastraba ya un negro historial por su complicidad con los narcos.

Aunque originalmente pagó 6.9 millones de contado, el valor comercial actual supera los 22 millones de pesos y la de renta llega hasta los 70 mil mensuales.

Residencia en el Estado de México

La tercera propiedad es una residencia de más de 866 metros cuadrados en la calle Montecarlo 210, colonia Lomas Hipódromo, en Naucalpan, Estado de México.

Para adquirir esta casa usó como prestanombres una de sus hijas menores de edad, que procreó con Gizeh, quien actualmente vive en ese domicilio. El valor comercial de la residencia es de al menos 30 millones de pesos.

Pese a que la UIF de Santiago Nieto presentó una denuncia penal por lavado de dinero, desde 2020, la Fiscalía General de la República no se ha asegurado los inmuebles de Cárdenas Palomino.

LA UIF explicó qué es lo que falta para que las propiedades sean aseguradas y luego confiscadas, así como para que las cuentas bancarias pasen del congelamiento al aseguramiento.

“El AMPF (Agente del Ministerio Público Federal) deberá ordenar el aseguramiento de los bienes inmuebles, a efecto que ante una eventual sentencia condenatoria, el Tribunal de Enjuiciamiento ordene el decomiso de los mismos, siempre y cuando no se haya ordenado la extinción de dominio. En el caso de las cuentas bancarias, el AMPF debe solicitar al Juez de Control su aseguramiento para los mismos fines».

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: