Los mexicanos consumen 19 k de carne de cerdo al año

Ciudad de México .- La carne de cerdo ha permanecido en uno de los debates más comunes de la actualidad. Sin embargo, prevalecen sus numerosas propiedades para el organismo al ser una carne magra con una gran fuente de proteínas necesarias para el crecimiento y mantenimiento del cuerpo humano, Omega 9 que contribuye a reducir el colesterol, vitaminas del complejo B como B1, B2, B3, B6 y B12.1

 “En años recientes, se ha incrementado el interés en llevar una dieta correcta para proteger la salud de las personas, lamentablemente surgen mitos que van cobrando fuerza al ser compartidos por diversos grupos de la sociedad. La carne de cerdo es benéfica, ya que aporta numerosos nutrientes esenciales para la salud, como grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas. También provee minerales como el zinc, el potasio y vitaminas como la B y la K”, señaló Raúl García, gerente técnico de Porcicultura de MSD Salud Animal en México.

De acuerdo con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), la carne de cerdo es la más consumida a nivel mundial y México es una pieza fundamental en la industria porcícola, pues contribuye con una de cada 100 toneladas producidas en el mundo, es decir, el 1.5% con un millón 502 mil 523 toneladas. Adicionalmente, estima que durante el 2020 la producción nacional de carne de cerdo crezca un 3.5%.1

Aunque la “dieta sana” y otros prejuicios han entrado a muchos hogares mexicanos, se ha reflejado que las personas prefieren cortes específicos, como es el caso del bistec, que representa aproximadamente el 27% del consumo de cerdo; la costilla y chuleta un 26.3%. Por su parte, su consumo también está relacionado con factores geográficos y culturales. Por ejemplo, entidades como los estados de México, Ciudad de México, Veracruz, Jalisco y Puebla concentran el 51.3% de su consumo en el país. Los estados del norte son los que menos carne de cerdo consumen.2

 La carne de cerdo es una de las principales fuentes de proteína para la población mexicana. “Tan sólo en 2019 el consumo per cápita en México fue de aproximadamente 19 Kg y representa el 2.27% del consumo mundial de carne de cerdo2, en donde Yucatán encabeza la lista de mayor consumo per cápita nacional”3, explicó Raúl García, Gerente Técnico de Porcicultura de MSD Salud Animal en México.

Para combatir la desinformación, MSD Salud Animal en México te comparte algunos de los mitos más comunes alrededor de esta deliciosa opción de proteína animal:4,5,6

Mito 1. Es muy grasosa: Falso

Se ha difundido el rumor de que para mantener una dieta saludable se debe optar por eliminar el cerdo y elegir otros alimentos como los vegetales. Esto no es cierto. Una buena dieta debe ser variada y con todo tipo de nutrientes. La carne de cerdo es una excelente opción, pues existen cortes magros como el lomo, filete y solomillo, mismos que cuentan con bajos niveles de grasa.

Mito 2. Puede causar infecciones: Falso

Cualquier alimento mal manipulado es peligroso para la salud, por lo que es fundamental tener buenos hábitos de higiene, limpieza y una excelente cocción de los alimentos, para evitar contraer infecciones. Por su parte, los productores porcícolas cuentan con certificaciones que cumplen con estrictas medidas de higiene y seguridad. Si se cumple con lo anterior, puedes disfrutar sin preocupaciones del corte o platillo de tu elección.

Mito 3. Es difícil de digerir: Falso

Ciertas personas tienen dificultad para digerir alimentos “pesados” y eligen entre los vegetales y legumbres, alternativas que no siempre son las mejores. No todos los alimentos de origen vegetal facilitan la digestión y no toda la proteína animal es igual. La carne de cerdo tiene una digestibilidad del 90%, alta en comparación con otros alimentos.

Mito 4.  Personas con ciertas condiciones de salud no deben consumirla: Falso

Se cree que las personas mayores o aquellas con enfermedades cardiovasculares y diabetes no deben comer carne de cerdo, pero esto no es cierto. Las personas mayores pueden elegir cortes magros si quieren reducir la grasa y asegurarse de que podrán digerirla. Además, este tipo de carne aporta altos niveles de potasio frente a una mínima cantidad de sodio, por lo que es segura para las personas con hipertensión. Para aquellos que deben alimentarse cuidando el colesterol, también es una buena alternativa pues por cada 100 g de carne, hay solo entre 45 y 50 mg de colesterol.

Mito 5. No consumirla después de hacerte un tatuaje: Falso

Se dice que comer carne de cerdo incrementa el riesgo de adquirir alguna infección en heridas abiertas. Sin embargo, es importante consumir carne fresca con una correcta manipulación del producto y una cocción y preparación adecuadas para evitar cualquier problema.

Estos son solo algunos de los mitos que rodean el consumo de carne de cerdo. Es importante no limitar la variedad y riqueza de una dieta completa. Si se desea mejorar la alimentación de la familia, lo mejor es consultar fuentes confiables y a especialistas que nos guíen a lograr una correcta nutrición.

 “Sabemos con total seguridad del gran esfuerzo que hacen los productores mexicanos por llevar a la mesa carne de cerdo de la más alta calidad y con las mayores medidas de seguridad. Nos llena de orgullo trabajar de la mano con ellos en beneficio de la salud de los animales y las personas”, concluyó Raúl García, Gerente Técnico de Porcicultura de MSD Salud Animal en México.

A %d blogueros les gusta esto: