Los miedos del Presidente

El presidente tiene miedo, eso ya se le nota hasta en el rostro. Sus reacciones violentas, peleoneras y callejeras, sus temas incendiarios y algunos de ellos inexplicables en la lógica de la praxis política, son el reflejo de que tiene miedo.

¿Miedo a qué? A lo único que le asusta. Perder por sus propias malas decisiones, por su ineficiencia, el poder que tanto buscó por 18 años. Eso es lo único que lo asusta.

El presidente siente ahora sí, que a su gobierno, el transformador, ya lo alcanzó una realidad que no lo muestra transformado, sino deformado. Esa realidad es la que viven la mayoría de los mexicanos y que le empieza a afectar a él también.

El presidente quiere y le urge seguir imponiendo la agenda de medios, pero desde su óptica política, porque es la única que domina, la única que entiende. Del resto, el presidente no sabe, y se niega a entenderla.

Pero la realidad de un país, no es solo política, es económica, de salubridad, de seguridad pública, de promoción de inversiones y generación de empleos, es de medio ambiente, de turismo, de muchas otras visiones que el presidente no tiene y no entiende.

¿De qué habla el presidente? Sus mañaneras lo dicen todo.

De Boas imaginarias, de guardianes electorales, de corrupción del pasado, pero la presente no la ve, de ser abogado y libertador de narcos, etc.

Aun así, todos estos temas que el presidente quiere imponer en la agenda mediática para que no se hable de los efectos de la pandemia, de la crisis económica y de seguridad, se le han volteado y han terminado haciéndole más daño.

¿Qué quiere escuchar la gente del presidente? De la realidad que vive, de los temas que le afectan, pero que el presidente y su gobierno quisieran ignorar.

Pero vayamos por partes.

1.-Hace unos días, por redes sociales empezó a circular un video que da respuesta y se ve como una reacción al movimiento de “Amlo vete ya” que exige la renuncia del presidente.

En este video, titulado “Somos millones con AMLO” y cuya frase principal es la decisión del pueblo y está es “Amlo se queda” no refleja más que la preocupación y miedo que ya existe en el presidente y en su equipo por el gran descontento social que sigue creciendo y por la caída en la aprobación social de Presidente.

2.-De acuerdo a las mediciones diarias de Roy Campos, el presidente se encuentra en su nivel más bajo desde que empezó su gobierno. 46.1 por ciento de aprobación traía ayer. El 53. 7 lo reprobaba.

3.-Pero seguramente las mediciones de Roy Campos no son las que le quitan el sueño al presidente. Esas solo le sirven a la gente para saber cómo le va López Obrador.

Lo que si le quita el sueño al presidente y seguramente ya empezó a medir, son los temas que le están pegando por cortesía de una realidad social que la gente ya empezó a sufrir como una consecuencia de su fallido gobierno.

4.-El primer gran error de su gobierno y suyo, fue desestimar el informe real presentado el 17 de marzo sobre el impacto que tendría la pandemia del Coronavirus. No solo no le hizo caso, no solo lo ignoró, sino que hasta entró en negación y en sus discursos le decía a la gente que se abrazara, que se besara, que saliera, que a los mexicanos por ser descendientes de la raza de bronce, el virus no nos haría daño.

Con un Detente y con ser honesto, no mentir y no robar, bastaba para no contagiarse de Covid. Fue mentira.

5.-La realidad tantas veces negada y mentida por López Obrador y su portavoz, López Gatell, ya lo alcanzó y esa realidad la vive y paga las consecuencias la gente.

La pandemia se ha desatado, esta incontrolable y quien la sufre y paga las consecuencias de una ineficiencia a todas luces mostrada por las autoridades de Salud Federal, es la gente. Es la que se contagia y se muere a diario.

6.-Las puras cifras oficiales, que hay que decir nunca han sido las reales, ya son alarmistas. Hasta ayer 22 mil 500 muertes de las cuales, 15 mil registradas en los últimos 28 días, desde que se anunció el regreso a la nueva normalidad cuando la crisis sanitaria estaba en lo más alto. Desde entonces por cortesía del Gobierno Federal los mexicanos a diario viven una despiadada masacre. ¿Y habrá castigo para los responsables de la masacre?

7.-Miles o cientos de miles de hogares sufren ya de contagios masivos. Las estadísticas oficiales que dicen que durante los últimos 7 días hubo más de 30 mil, ya se quedaron cortas. Igual durante los últimos 28 días se han registrado más de 100 mil contagios. La realidad que vive la gente, supera con mucho estas cifras.

8.-En miles de hogares ya se vive la pena de perder un ser querido, de no tener ni siquiera la oportunidad de despedirse de él y recoger solo sus cenizas. Eso duele y tiene que tener un culpable.

El gobierno le echa la culpa a la gente y la gente al gobierno. ¿Quién juzgara a quién?

9.-Este daño social en la salud de la gente y que ya se descontroló, desde luego tiene temeroso al presidente. La gente está dolida, porque su gobierno la dejó sola y solo vio por su base social de apoyo como le llaman a los beneficiarios de sus programas sociales. Eso sí, son más, los que no reciben, ni han recibido apoyo, que quienes si lo hacen.

10.-Este error gravísimo en la conducción y estrategia para enfrentar la pandemia, ya le provocó otro grave error donde también para desgracia de la gente, es quien está pagando las consecuencias. La crisis económica.

Si de por sí, el equivocado armado del presupuesto público desalentó el crecimiento de la economía y se repitió por segundo año consecutivo, la pandemia vino a agravar más la economía de todos los mexicanos.

11.-A la mayoría de los mexicanos ya les duele el bolsillo. Se han perdido 12 millones de empleos y la demanda anual de nuevos empleos es de 2 millones que tampoco se han creado. Entonces la situación es aún más grave.

12.-La pandemia, la crisis económica, trajo otra consecuencia al primer error de conducción de la crisis de salud. La crisis en seguridad que ya se vive y no precisamente generada por la lucha del narco, sino por el aumento en los delitos patrimoniales.

¿Y qué dice el presidente? A quien le roban, a quien secuestran, pues al que tiene. Si no tuviera, no le robaran o no lo secuestraran. Eso también le duele a la gente.

En fin, el presidente tiene miedo porque hay una realidad que vive la gente y no le gusta y culpa al responsable de ella. Esa realidad, ya alcanzó al mismo presidente y su falta de resultados ya le empieza a costar caro.

Habrá que estar pendientes.

A %d blogueros les gusta esto: