Los tres sótanos de la corrupción en Cofepris: nombres y cargos de funcionarios removidos

México.- La destitución de 32 funcionarios de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) por presuntos actos de corrupción relacionados con la expedición de permisos de importación y autorizaciones para el uso de medicamentos y sustancias psicotrópicas, incluyó la sustitución de los tres comisionados del organismo, revelan documentos oficiales.

Dos oficios enviados a Aristegui Noticias, en respuesta a una solicitud de transparencia, destacan que el 15 de septiembre del 2021, cuando elementos de la Unidad de Inteligencia Naval de la Secretaría de Marina comenzaron a aplicar un operativo contra la corrupción al interior de Cofepris, cuatro servidores públicos fueron dados de baja de manera definitiva, además de que se realizaron sustituciones emergentes en tres comisiones, dos direcciones ejecutivas, dos subdirecciones y dos gerencias.

El comisionado titular de la Cofepris, Alejandro Svarch Pérez, explicó que desde el primer día de su encargo, con apoyo de la Marina, descubrió “tres sótanos” de corrupción que operaban dentro de la institución, al grado de que eran “empresas deshonestas” las que controlaban las reglas del juego para la entrega de autorizaciones y permisos que están a cargo del organismo.

Debido a sus funciones de organismo regulador, agregó el comisionado Svarch Pérez, la corrupción “se daba de arriba para abajo” y en todas las etapas “para la evaluación de los nuevos productos”, desde el ingreso del trámite hasta la obtención y entrega de autorizaciones para la comercialización de productos sujetos a vigilancia sanitaria.

El servidor público federal detalló que “en los sótanos de la institución operaban redes de corrupción” que “mantenían secuestrada a la agencia sanitaria” desde el momento en que una empresa o ciudadano presentaba una solicitud para cualquier trámite, ya que se hacía un manejo discrecional de las peticiones y solicitudes que se recibían en Cofepris.

Por lo anterior, según Svarch, existía “un manejo discrecional de las solicitudes de las empresas” que retrasaba de forma deliberada todos los trámites, para posteriormente ofrecer a terceros la posibilidad de acelerar dichos procesos administrativos a cambio de cuotas en efectivo.

La fórmula era sencilla: o pagaba el interesado o su solicitud era “condenada al olvido”, permitiendo así la creación de monopolios farmacéuticos artificiales y limitando el acceso a medicamentos de toda la población.

El segundo “sótano” de la corrupción en Cofepris era la extorsión a decenas empresas mediante falsos verificadores y la presencia de gestores o coyotes que estaban coludidos con servidores públicos activos del organismo, sangrando a las víctimas “bajo la promesa de lograr que sus trámites fueran aprobados”.

“Respecto al opaco sótano enfocado en la extorsión a empresas, expulsamos a los extorsionadores que tenían secuestrada a nuestra institución y, con ayuda de un nuevo liderazgo en la Comisión de Operación Sanitaria, limpiamos desde arriba las escaleras y mejoramos todos los procesos de verificación sanitaria. Ahora, nuestro equipo de verificadores está compuesto por gente honesta y realmente ocupada y preocupada por la salud de la población”, sentenció Svarch.

La tercera forma de corrupción que se desarrollaba dentro del Cofepris era la operación “cínica” y “descarada” de personajes ligados a supuestas empresas farmacéuticas, quienes así controlaban diversos trámites otorgados por el organismo como los permisos de importación y la autorización para el uso de nuevos medicamentos.

El comisionado de Cofepris, Alejandro Svarch, explicó que en este caso –por tratarse del sótano más oscuro de la corrupción – fue necesario el apoyo de las fuerzas armadas y su aparato de inteligencia para desmantelar las estructuras de la corrupción que se habían configurado en ese organismo por más de 20 años.

“En concreto, hemos removido de su cargo a 32 funcionarios, que van desde titulares de unidades administrativas hasta dictaminadores y verificadores, cuyo único propósito era enriquecerse a costa del gobierno y en detrimento de la salud de las y los mexicanos”, señaló Svarch durante la conferencia matutina celebrada este 6 de junio.

En este marco, se anunció la sustitución de funcionarios civiles por personal naval que tuvo que aprobar “estrictas pruebas y exámenes de confianza” realizados a estos por la Unidad de Inteligencia Naval, a cargo del vicealmirante Alfredo Hernández Suárez.

En el último sótano ( de la corrupción), el más oscuro y podrido, estaban instalados grupos de interés que manejaban los hilos del comercio exterior y de la industria farmacéutica. En este lugar mohoso la convivencia entre los operadores de la corrupción y funcionarios públicos era de tan naturalidad que existen evidencias de reuniones a plena luz del día, pues estas personas se sentían protegidas por el manto de la impunidad.

Remociones y sustituciones

Entre los funcionarios removidos a partir de que la Semar comenzó a participar en el operativo anticorrupción en Cofepris se encuentran el que fungía como subdirector Operativo de Importaciones y Exportaciones, Lamberto Osorio Nolasco; la entonces directora Ejecutiva de Autorizaciones de Comercio Exterior, Maribel Bernal Saldívar; el ahora exgerente de Atención a Emergencias y Desarrollo de Procedimientos, Joel Ortiz Oropeza; y el exsubdirector Ejecutivo de Dictamen Sanitario de Productos y Servicios de Consumo, Uso y Publicidad, Joel Ortiz Oropeza.

Estos cuatro exfuncionarios fueron dados de baja definitiva en Cofepris entre el periodo que abarca del 1 al 16 de octubre del 2021, sin que se informe sobre el inicio de procedimientos administrativos o penales en su contra.

Además, en el lapso que comprende entre el 16 de septiembre del 2021 y el 1 de octubre del mismo año, fueron sustituidos comisionados que solo duraron un año en su encargo.

Se trata de la entonces titular de la Comisión de Autorización Sanitaria, América Azucena Orellana Sotelo, sustituida por Natán Enrique Ríos; de la comisionada de Operación Sanitaria, Olga Elena Piña Gutiérrez, relevada por Bertha María Alcalde Luján, hermana de la secretaria del Trabajo, Luisa Alcalde; y de la salida del entonces comisionado de Evidencia y Manejo de Riesgos, Carlos Llorens Cruset, sustituido por Hermilo Domínguez Zárate.

También fueron sustituidos los directores ejecutivos de Supervisión y Vigilancia Sanitaria, Luis Gilberto Gallegos Cruz; y de Dictamen Sanitario, Virgilia Miranda Rojas; quienes fueron sustituidos por Carlos Antonio Zazueta Pozos y Carlos Alberto Aguilar Acosta, respectivamente.

También salieron de Cofepris entre septiembre y octubre del año, los entonces Gerentes de Importaciones y Exportaciones de Insumos, Células, Tejidos, Sangre y Derivados, Jesús Vargas Gallegos; y de Material de Curación, Equipo Médico, Prótesis y Productos Higiénicos, Gabriel Calvillo Ortiz.

En el primer cargo, entró al relevo Celina del Carmen Hernández Andrade y en el segundo puesto, Jonathan René Flores López, de acuerdo con una respuesta de transparencia entregada a Aristegui Noticias.

Con imagen e información de Aristegui Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: