Luego de prolongada negociación, Senado aprueba revocación de mandato

Ciudad de México.- Pese a la confrontación que se dio en las últimas semanas, la madrugada de este viernes el Senado de la República aprobó por 102 votos a favor y dos en contra, la Ley Federal de Revocación de Mandato, después de una negociación de más de 16 horas entre Morena y el bloque opositor, en la que se modificó la pregunta que deberá formularse a los ciudadanos.

La sesión se inició cerca de la medianoche, con un adendum negociado el dictamen, que incluyó modificaciones a 19 artículos y seis transitorios, entre ellos el relativo a la pregunta, que fue el centro del conflicto y quedó al final con una redacción equilibrada.

Plantea que se le puede revocar el mandato mandato al presidente Andrés Manuel López Obrador por pérdida de confianza, como exigía la oposición, pero también que se le pueda ratificar, como lo propuso Morena.

Para ello, en el artículo 36 de la nueva ley, se dan las opciones a los ciudadanos de: votar por “que se le revoque el mandato por pérdida de confianza” o por que López Obrador “siga en la Presidencia de la República”, los tres años que le faltan.

Morena incluso retiró a última hora una reserva al artículo 33 fracción cuarta, en la que daba al Presidente de la República, “sin perjuicio de lo establecido en el Artículo 134 de la Constitución, el titular del Ejecutivo federal tendrá el derecho de opinar e informar acerca de la continuidad en su cargo”.

Desde tribuna, al fundamentar la reserva, el coordinador de Morena, Ricardo Monreal, expuso que la retiraba. “No queremos dar motivo para que se judicialice” la ley, ni que vuelva la confrontación, resaltó e hizo notar que la legislatura inició con un proceso de consenso extraordinario. “Mantengámoslo así”.

Por su parte, al hacer un balance de los cambios realizados, el senador de Morena César Cravioto resaltó que se logró que los partidos políticos puedan hacer campaña a favor de la revocación, pero sin usar recursos públicos. “No habrá vetos ni bozales para nadie”. Destacó también entre los cambios que el INE deba poner casillas en todo el territorio nacional y que realice los ajustes que se requieran para obtener los recursos presupuestales para llevar a cabo el proceso de revocación de mandato el próximo mes de marzo.

Por su parte, la senadora del PRI Claudia Ruíz Massieu sostuvo que se logró revertir “una pregunta malintencionada”, que no hacía referencia a la pérdida de la confianza, o peor aún, invertía el sentido del mecanismo, al configurar una ratificación, en lugar de una revocación, lo que era inadmisible.

“Si se hubiera continuado con la aprobación del dictamen en los términos de las comisiones dictaminadoras, corríamos el grave riesgo de desvirtuar el mecanismo revocatorio para convertirlo en un instrumento ratificatorio para que desde el gobierno se realizaran acciones de propaganda, subvirtiendo el espíritu de la norma suprema”.

En iguales términos se expresó el coordinador del PAN, Julen Rementería, el perredista Miguel Angel Mancera y el senador de Movimiento Ciudadano Noé Castañon. Todos reconocieron la construcción de acuerdos.

A las dos treinta de esta madrugada, la presidenta de la mesa directiva, Olga Sánchez Cordero, cantó la aprobación de la reforma y la turnó a la Cámara de Diputados.

Con información de La Jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: