Mario Zamora, en su tierra, oye el lamento de la gente

Ahome, Sin.- Los agricultores del Valle del Carrizo se desbocan de indignación. Aquí, como en el Valle de Culiacán, como en Guasave, la región del Évora, Navolato y Elota, el enojo sale solo entre los hombres del campo.

Los programas, los apoyos, dicen, nos los quitaron. Mario Zamora los escucha. No es nada nuevo. Ante esta problemática, el clamor bota sin moverle mucho. Es cosa de pararse a un lado de cualquier hombre de sombrero y tentarlo con el tema.

Con 22 días de campaña como candidato a gobernador de la coalición Va por Sinaloa, Mario Zamora ha visto cómo la inconformidad se repite por cuanto pueblo tenga algunas hectáreas de siembra de grano u hortaliza.

El próximo Gobernador de Sinaloa sabe que el asunto no admite suavizantes, no va con matices. Y por eso deja hablar a los hombres, que se expresen, que digan, que acusen, que señalen. Que suelten el coraje.

“Por pende…das nos quitaron los créditos a los productores. Nos están pidiendo garantías tres a uno, cuatro a uno. De dónde chin…dos vamos a sacar tanta garantía. Un ejidatario de 10 hectáreas de dónde va a sacar. Nos quitan los apoyos a la maquinaria y a los implementos agrícolas. Tenemos que votar por Mario, por la propuesta que trae de créditos oportunos a tasas bajas”, dice Ángel Gómez, del comité campesino.

Pedro Esparza, otro productor agrícola, habla de una de las principales propuestas de Mario Zamora. “Creo que la mentalidad que trae Mario es hacer una Financiera Estatal, para el que tenga visión de trabajar va a estar la puerta abierta”.

“A mí también me están pisando los callos. Y estoy cansado de que me pisen el pescuezo”, dice Agustín Peña, el principal productor de toronja y mandarina del estado y candidato ciudadano a diputado federal por la coalición Va por Sinaloa.

Mario Zamora sale de El Carrizo (Villa Gustavo Díaz Ordaz). A diez minutos está el ejido Chávez Talamantes, ubicada dentro del mismo Valle del Carrizo. En la techumbre de la comunidad lo espera más gente para escuchar su propuestas.

Don Filemón Godoy Domínguez, líder natural de la comunidad, afila sus palabras. Va a participar en el mitin del candidato. Se pone de pie y dice lo que quiere decir.

“Estamos abandonadas por el gobierno federal. Pero nosotros somos de lucha. Estamos con la fe puesta en Mario Zamora. Que no nos engañen con regalitos. Adelante”, señala.

En El Carrizo como en Chávez Talamantes hay otra queja. Aunque los poblados pertenecen a Ahome, los habitantes no se sienten ahomenses. No se sienten parte de Ahome.

Le echan la culpa a la caseta de cobro de San Miguel Zapotitlán. Don Natividad López, explica que pagan por ir a Los Mochis. “Son 65 pesos por carro chico y como 145 si vas en carro grande…”

Eso les cuesta cruzar la caseta si no tienen el tarjetón que les exenta del pago. La tarjeta solo les permite 200 cruces, entonces tienen que pagar para renovar el tarjetón. Don Natividad no recuerda cuánto le cuesta renovar el permiso.

Son de Ahome pero no se sienten ahomenses sino del Valle del Carrizo. Mario Zamora se compromete a mover la caseta, a ponerla en Estación Don y con ello evitarles ese otro enojo, más pequeñito, pero que también les da en el corazón.

Don Genaro Valencia, en el ejido 1 de Mayo, se sincera:

“La intención es venir a apoyar el deseo de Mario Zamora de ser gobernador de Sinaloa. ¿Por qué venimos? Porque es el hijo predilecto del municipio. Y quiero adoptarte, Mario, como el hijo de los campesinos porque los campesinos habremos de luchar para llevarte a la gubernatura del Estado”.

La tierra del Valle del Carrizo aguanta. La gente espera el próximo 6 de junio. El agricultor ya decidió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: