“Me parecía un muchacho serio y recto”… Se expresan incrédulos quienes trataron con el presunto feminicida de Fabiola

Los Mochis, Sin.- Al acudir al lugar donde se encontró el cuerpo sin vida de la maestra Fabiola Vianey, Altavoz pudo conversar con una persona que trataba de manera frecuente con el presunto culpable, de nombre Luis Carlos “S”.

Se trata de una mujer que tiene un negocio a unos cuantos metros del domicilio que hasta el momento permanece resguardado por elementos de la Policía Estatal.

En entrevista, la persona compartió a este medio de comunicación que el hoy imputado era su cliente, solía consumir frecuentemente en su establecimiento y siempre le pareció un hombre “serio y recto”, por lo que ahora se dice sumamente sorprendida e impactada por lo sucedido.

Manifestó que, a pesar de la cercanía con la casa, no logró percatarse de nada extraño el día en el que ocurrió el crimen, y fue hasta que vio a las decenas de policías, reporteros y vecinos que se acercaban al lugar cuando se dio cuenta de lo que había sucedido.

“Mire, yo no fui testigo de nada porque eran horarios en los que estoy trabajando, sólo miraba mucha gente que venía, que decía, que hablaba, clientes que trataban el tema. El muchacho era cliente de este negocio, muchas veces interactué con él como cliente, y a mí me parece una persona pues él muy serio, muy recto, y la verdad a mí me sorprendió muchísimo lo que dicen que él hizo. La verdad sí me quedé impactada”.

Asimismo, a través de un sondeo de opinión las mujeres de Los Mochis se expresaron indignadas por un nuevo caso de feminicidio.

Algunas de ellas, las más jóvenes, lamentaron que ya no saben en quién confiar al caminar por la calle e incluso cuando están en sus casas.

Otras de mayor edad se dijeron muy preocupadas por sus hijas en edades adolescentes, pues con todo lo que pasa siempre están “con los nervios de punta” cada vez que ellas salen.

Una de las entrevistadas, incluso, opinó que se debería instaurar la pena de muerte en Sinaloa para erradicar este tipo de crímenes.

“Nos da mucha impotencia, para esas personas pediríamos pena de muerte, para que se acabe todo eso, que se vaya arrancando de raíz todo, cárcel no les hace nada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: