Médico del IMSS, tras estar 12 días intubado por Covid-19, regresa a su trabajo a salvar vidas

Ciudad de México.- Rogelio “R” es un médico urgenciólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Puebla que, tras 12 días de estar intubado por el COVID-19 y gracias al cuidado y atención de sus compañeros, no dudó en reincorporarse a su trabajo para seguir salvando vidas. Su historia fue compartida por el propio IMSS y ésta se hizo viral.

A finales de septiembre de 2020, Rogelio se infectó en la fase más crítica que vivió el municipio de Teziutlán, Puebla. De acuerdo con la crónica del IMSS, los malestares eran tales que el doctor sentía que se desvanecía.

El profesional de la salud contrajo la enfermedad durante su trabajo. Intubó a un paciente que llegó con dolor precordial; primero una placa de rayos X y luego una prueba rápida confirmaron lo peor: la persona padecía la enfermedad por el coronavirus.

Pocos días después, el propio Rogelio comenzó con síntomas de Covid-19, tales como fiebre, pérdida del gusto y olfato. Ante este alarmante panorama, acudió a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 22 en Teziutlán. Ahí confirmaron el diagnóstico.

En su hogar el galeno de 52 años comenzó a desaturar a 90% de oxigenación, el dolor de cabeza era mayor con el paso del tiempo, y problemas gastrointestinales como dolor abdominal y vómito se agravaban.

Cuando iba a ser trasladado por la ambulancia, alcanzó a escuchar a lo lejos la voz de su hijo, pero era demasiado tarde, perdió el conocimiento en ese momento.

Así que primero fue ingresado al Hospital General de Zona (HGZ) No. 23 y luego, por su gravedad, fue trasladado al Hospital General de Zona (HGZ) No. 20 “La Margarita” en la capital poblana, padecía insuficiencia respiratoria severa, según la jefa de la Terapia Intensiva del nosocomio, la doctora Rosa Elena Zamudio.

“Fue un caso complicado, pero el equipo multidisciplinario del Hospital ha puesto todo su conocimiento en los pacientes para poder salvarles la vida”, explicó Elena Zamudio.

En “La Margarita” perdió más de 14 kilos, regresó a su natal Teziutlán para continuar su convalecencia y el 3 de enero de 2021 regresó a laborar al HGZ No. 23. En total, fueron 12 días de tensión.

“Lo único que quería en esos momentos tan críticos es que no tuviera dolor, pudiera comer, ir al baño y que no tuviera fiebre, con eso era una riqueza”, declaró Rogelio.

A su salida del hospital, el médico no tuvo más que palabras de agradecimiento para sus compañeros del área de la salud. Además recomienda a la población a extremar cuidados, y recordó que son los jóvenes los que suelen llevar el coronavirus a los más vulnerables en cada hogar.

Rogelio R Médico IMSS Foto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: