México, ‘a prepararse para presión de EU’, si cambia de gobierno, dicen analistas

Ciudad de México.- De resultar ganador el demócrata Joe Biden en la elección de este martes, la relación y el discurso entre el presidente Andrés Manuel López Obrador con el gobierno de Estados Unidos deberá transitar a una postura más institucional y menos personal como la que se ha trazado con el republicano Donald Trump.

Mientras que, en la agenda binacional, las autoridades mexicanas tendrán que poner más atención ante posibles presiones demócratas en cuestiones ambientales, laborales, energéticas y de seguridad, temas que se han minimizado en los últimos cuatro años, según académicos consultados por EL FINANCIERO.

En principio, de resultar favorecido el demócrata en los comicios, el embajador Miguel Ruiz Cabañas advierte un cambio en la diplomacia de parte de Estados Unidos con una verdadera “agenda institucional”, que aproveche los mecanismos que ya contiene el Tratado México, Estados Unidos, Candada (T-MEC); pero también, alerta por temas que son de interés para el país vecino, que se verán reflejadas en el cómo se vigilan los estándares y el cumplimiento de las normas.

“México debe estar preparado para presiones muy sustantivas en cuanto a narcotráfico, crimen organizado, derechos humanos, temas que no han sido prioridad para el presidente Trump”, explica.

Ignacio Martínez, del Centro de Estudios Económicos (Lacen) de la UNAM, coincide. No obstante, considera que el gobierno de López Obrador pareciera ya haberse adelantado ante las presiones que vendrían del exterior, y muestra de ello está en la propuesta de una nueva ley que suprima el outsourcing, que se contrapone con el T-MEC.

“Se adelanta, por esta cuestión de los demócratas, y esta agenda se firmó en Palacio Nacional en diciembre. Por eso le urge, para detener la andanada en caso de gane Biden, y no se van a esperar al 20 de enero”, añade el investigador.

Paz Consuelo Márquez-Padilla, del Centro de Investigaciones sobre América del Norte, de la UNAM, estimó que si bien se vio una “relación personal”, ahora “se daría a través de instituciones, con cooperación y resolución de conflictos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: