México recibe número récord de vacunas contra la influenza de Sanofi Pasteur

Ciudad de México.- La influenza es una enfermedad que año con año amenaza la salud de miles de personas alrededor del mundo. Pero ante esta amenaza, gracias a la ciencia, tenemos una poderosa arma: la vacunación. La clave está en recibir la vacuna antes del pico de contagios, que se registra entre enero y marzo para los países del hemisferio norte, como es el caso de México. El objetivo de la vacunación contra la influenza estacional es evitar los casos graves y sus complicaciones que pueden llevar a los pacientes al hospital. Este año, la protección de los grupos de riesgo es aún más importante porque al mismo tiempo enfrentamos la pandemia de Covid-19, para la cual aún no tenemos una vacuna.

Fernando Sampaio, Director General de Sanofi Pasteur indicó que este año, “Sanofi, trajo a México más vacunas que nunca. Con más de 36 millones de dosis en total, logramos asignar a nuestro país un 10% más de lo previsto en la producción mundial de vacunas contra influenza.”

Sanofi Pasteur, líder mundial en vacunas y una de las varias empresas autorizadas en México para la oferta de vacunas contra la influenza, aportó este año el 100% de las dosis regularmente requeridas en años anteriores por los médicos del sector privado de nuestro país, siguiendo un riguroso y complejo proceso de fabricación que no puede anticiparse, ya que únicamente puede iniciarse en febrero, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace su recomendación de las cepas potencialmente circulantes para la temporada 2020-21 de influenza, y culmina cuando las dosis están listas en el país de origen (Francia) para distribuir a nivel mundial a finales de agosto.

De acuerdo con Sampaio, “este proceso incluye todas las pruebas de calidad necesarias para garantizar la seguridad y eficacia de la vacuna, además de la verificación sanitaria en México, por lo cual, los primeros lotes fueron liberados a partir de octubre.”

Como consecuencia de la pandemia de Covid-19, se ha observado en nuestro país un incremento exponencial sin precedente de la demanda de esta vacuna: hasta diez veces más respecto a las temporadas anteriores, debido a que hoy más que nunca la población ha comprendido la importancia de la prevención y con ello, alejar de los hospitales a las personas con mayor riesgo de desarrollar complicaciones a causa de esta enfermedad.

Ante esta situación, el directivo indicó que “es importante considerar que, para el proceso de fabricación de la vacuna contra la influenza, ninguna empresa farmacéutica ni de cualquiera otra industria pudo prever la pandemia por Covid-19, por lo que, por su complejidad y duración, no es posible generar un incremento súbito en la producción de vacunas originalmente prevista”.

La empresa, con presencia en México desde hace casi un siglo, estimó que la totalidad de vacunas para hospitales y consultorios privados llegará entre noviembre y finales de enero de 2021, mientras que para el sector público han llegado desde octubre a todo el país; para ello, están llevando todas sus vacunas a través de una red de distribuidores a nivel nacional, sin privilegios para ningún hospital o empresa. Es fundamental que los hospitales y médicos del sector privado estén en contacto con los distribuidores de las vacunas, pues son ellos quienes pueden atender sus solicitudes para cubrir la demanda de sus pacientes. Sanofi no realiza la venta directa de vacunas en ningún caso.

“El precio al que vendemos nuestras vacunas a los distribuidores es el mismo de años anteriores, solo considerando la inflación del sector farmacéutico. El precio de venta del distribuidor a sus clientes y de los médicos a sus pacientes en los consultorios privados, es un asunto ajeno a Sanofi”, aseguró Fernando Sampaio, no sin antes reconocer la encomiable labor de los médicos, ya que se han mantenido en la línea de batalla salvando la vida de miles de pacientes con Covid-19, además de cuidar la salud de sus pacientes con otras enfermedades.

Estas acciones demuestran el compromiso de Sanofi al trabajar por un mundo en donde nadie sufra o muera a causa de una enfermedad prevenible gracias a la vacunación, sustentado en los más altos estándares de ética y profesionalismo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: