México se afianza como proveedor líder de equipo de transporte en EU

Ciudad de México.- México lideró y ganó participación en cada uno de los últimos cuatro años en el mercado de importación estadounidense de equipo de transporte, según datos de la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos.

Este sector abarca vehículos automotores, buques, remolcadores, embarcaciones de recreo, aeronaves, naves espaciales, equipo de construcción y minería, locomotoras ferroviarias y material rodante, ciertas autopartes remolques, semirremolques, motocicletas y ciclomotores, entre otros.

Las exportaciones mexicanas de este grupo de productos crecieron en forma continua desde 105,073 millones de dólares en 2016 hasta 135,618 millones en 2019, para luego registrar un descenso a 111.426 millones en 2020.

Sin embargo, la participación de mercado de México no dejó de crecer en este periodo. Pasó de 25.1 en 2016 a 26.2% al año siguiente. Luego se incrementó a 27.6, 28.8 y 29.1% en los subsiguientes tres años.

Con ello, alcanzó un récord en su cuota de mercado y se mantuvo como líder en cada año del quinquenio.

Las importaciones estadounidenses de equipos de transporte disminuyeron de todos los proveedores principales en el año pasado.

México, Japón y Canadá, que fueron los tres mayores proveedores estadounidenses de equipos de transporte en 2020, representaron 222,200 millones de dólares (58.1%) de las importaciones estadounidenses.

Debido a una mayor disminución en las importaciones de Canadá, Japón se convirtió en el segundo mayor proveedor de equipos de transporte de los Estados Unidos en 2020, mientras que Canadá cayó al tercer lugar.

En particular, las importaciones estadounidenses de vehículos motorizados cayeron 20.2%, de 217,500 millones de dólares en 2019 a 173,500 millones de dólares en 2020.

Esta disminución representó casi la mitad (49.4%) de la disminución total de las importaciones de equipos de transporte.

Antes de 2020, las importaciones de vehículos motorizados habían aumentado constantemente de 200,700 millones de dólares en 2016 a 217,500 millones en 2019.

México fue la principal fuente de importaciones de vehículos motorizados de Estados Unidos en 2020, representando 56,800 millones de dólares (32.9%) del total, seguido por Japón (32,600 millones o 18.9%) y Canadá 31,400 millones o 18.2 por ciento).

Sobre esta industria, la empresa Stellantis expuso que enfrenta a la competencia de otros fabricantes y distribuidores internacionales de automóviles de pasajeros y vehículos comerciales ligeros y proveedores de componentes en Europa, América del Norte, América Latina, Oriente Medio, África y la región de Asia Pacífico.

Todos estos mercados son altamente competitivos en términos de calidad de producto, innovación, introducción de nuevas tecnologías, respuesta a nuevos requisitos regulatorios, precios, economía de combustible, confiabilidad, seguridad, servicio al consumidor y servicios financieros ofrecidos.

Al mismo tiempo, en otro sector, los aranceles impuestos en virtud de la sección 301 de la Ley de Comercio de 1974 sobre aviones nuevos de Francia, Alemania, España y el Reino Unido fueron probablemente un factor que contribuyó a la disminución total de las importaciones de aviones.

Las importaciones estadounidenses de aviones usados, que no estaban incluidos en los aranceles de la sección 301, casi se duplicaron de 3,500 millones de dólares en 2019 a 6,800 millones en 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: