Motín en cárcel de Ecuador deja 58 reclusos muertos

Quito. Un nuevo amotinamiento deja 58 muertos en una cárcel del puerto ecuatoriano de Guayaquill la misma que en septiembre fue escenario de una de las peores masacres carcelarias de Latinoamérica con 119 muertos, informó el sábado la comandante de la Policía, general Tannya Varela.

La oficial reportó en una rueda de prensa que los enfrentamientos entre reclusos también provocaron heridas a doce internos.

Las muertes ocurren tras una intensa balacera de casi ocho horas en la Penitenciería del Litoral, donde en ocasiones anteriores se han producido masacres entre internos pertenecientes a bandas relacionadas con el narcotráfico local e internacional.

De acuerdo a un informe policial al que tuvo acceso The Associated Press, la balacera también dejó al menos diez internos heridos, y se dio con el decomiso de explosivos, un fusil y dos pistolas en ese recinto carcelario, considerado el más violento del país y situado a 270 kilómetros al suroeste de la capital.

Al exterior de esa prisión, decenas de familiares desesperadas clamaban por información y ayuda de las autoridades.

“Ya basta, hasta cuándo, que paren esta mortandad, esto no es un camal, esta es una penitenciaría, son seres humanos no son animales… por el amor de Dios que tengan piedad de estos seres humanos”, dijo a la AP Francisca Chancay, de 55 años de edad y quien tiene un hermano al interior de la prisión desde hace ochos meses.

Maritza Vera, de 62 años y con un hijo recluido en ese centro, a punto de las lágrimas preguntó: “¿Qué es lo que espera (el presidente Guillermo) Lasso? ¿Que haya otra mortandad? ¿Que se muera el pueblo entero? Que tenga misericordia ¿dónde están los derechos humanos? Pensamos que esto iba a cambiar, pero está peor”.

“Me siento triste y angustiada porque hay demasiada mortandad y él (Lasso) se limpia las manos. Estamos angustiados y desesperados”, agregó la mujer a la AP.

En las últimas horas se escucharon constantes ráfagas de armas y disparos en la Penitenciaría del Litoral, mientas en redes sociales circulaban macabros vídeos mostrando supuestas víctimas, heridos y cuerpos incinerados en el interior de esa cárcel, mientras otros clamaban por la intervención de policía y los militares.

La situación se registra en medio de la vigencia de un estado de excepción a nivel nacional, el cual restringe ciertos derechos y concede autoridad especial a los uniformados.

A finales de septiembre enfrentamientos entre los reclusos dejaron un saldo de 118 fallecidos, pero en febrero, el saldo de un amotinamiento simultáneo fue de 79 muertos. En julio 22 reos fallecieron y en septiembre un ataque con drones se produjo sin dejar víctimas mortales.

Ecuador registra cerca de 40.000 detenidos en el sistema penitenciario, de los cuales unos 8.500 están en el centro penitenciario del Litoral. Según datos proporcionados por el director del servicio de atención a privados de libertad, ese recinto carcelario fue construido para 5.000 personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: