Muere en combate el presidente de Chad, Idriss Deby Itno, anuncia el Ejército

África.- El presidente de Chad, Idriss Deby Itno, que gobernó la nación centroafricana durante más de tres décadas, murió hoy, 20 de abril de 2021, por las heridas sufridas en el campo de batalla durante un combate contra los rebeldes, anunciaron los militares en la radio y la televisión nacionales.

El anuncio inesperado llegó horas después de que las autoridades electorales declararan a Deby, de 68 años, como el ganador de las elecciones presidenciales del 11 de abril, lo que le daba vía libre a seis años más en el poder.

El hijo de 37 años de Deby, Mahamat Idriss Deby Itno, encabezará un consejo de transición de 18 meses, informó el Ejército, que también impondrá un toque de queda nocturno desde las 6 de la tarde.

“Ante esta situación preocupante, el pueblo de Chad debe mostrar su apego por la paz, la estabilidad y la cohesión nacional”, dijo el general Azem Bermandoa Agouma.

En un primer momento no fue posible confirmar de forma independiente las circunstancias de la muerte de Deby debido a lo remoto del lugar de los combates. Se desconocía por qué el mandatario habría visitado la zona o participado en los enfrentamientos con los rebeldes que se
oponen a su mandato.

El Ejército aseguró que Deby había tomado “el liderazgo heroico en las operaciones de combate contra los terroristas que habían venido de Libia”. Después de ser herido en batalla, fue trasladado a la capital, anunció el general.

Sin embargo, algunos observadores extranjeros pusieron en duda cómo pudo haber muerto el jefe de Estado y que estaba en duda la guardia presidencial. El ejército chadiano sólo había reconocido cinco muertes en los combates del fin de semana en los que dijo haber matado a unos 300 rebeldes.

“Todavía no tenemos toda la historia”, dijo un asesor de inteligencia global. “Genera preocupación con respecto a la evaluación de las fuerzas de seguridad sobre los enfrentamientos y su información de inteligencia sobre la gravedad de la situación”.

Otros analistas señalaron la vieja costumbre de Deby de visitar los campos de batalla como excomandante en jefe del Ejército.

“No hay evidencia que indique que esto fue un golpe de Estado cometido por sus tropas. Cualquiera que siga a Deby sabe que él solía decir que `para dirigir a las tropas hay que oler la pólvora”‘, tuiteó Cameron Hudson, del Centro para África del centro de estudios estadounidense Atlantic Council.

 

Con información de AP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: