Multas de hasta $8,688 a fiesteros; escalan acciones para mitigar contagios

Ciudad de México.- Debido a que el número de fiestas en departamentos y unidades habitacionales se ha incrementado pese a que la Ciudad de México se encuentra en una situación de vulnerabilidad por la pandemia de  Covid-19, el gobierno capitalino permitió a la Procuraduría Social (Prosoc) reactivar la aplicación de sanciones para quienes afecten la tranquilidad o la comodidad de la vida condominal, como parte de un protocolo que se está elaborando para inhibir las fiestas y contener los contagios.

De tal forma que, conforme a la Ley de Propiedad en Condominio de Inmuebles para el Distrito Federal, vigente desde 1998, en su artículo 87 numeral I, a los fiesteros se les aplicarán multas que van de 10 a 100 veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México vigente que es de 86.88 pesos.

No es una sanción desconocida para los condóminos; ellos ya saben que cuando se altera la tranquilidad del condominio se pueden poner quejas en la Procuraduría Social y nosotros tenemos que actuar. La jefa de Gobierno no quiere poner sanciones nuevas, ni específicas por la pandemia, pero en este caso como ha habido desatención los vecinos de comportarse de manera civilizada durante la pandemia y han insistido en mantener las fiestas, es por eso que se va a recurrir a este extremo, digamos que la Procuraduría Social pueda sancionar como lo ha venido haciendo desde hace 20 años”, aclaró en entrevista para Excélsior, la procuradora social, Patricia Ruiz Anchondo.

La funcionaria capitalina señaló que el 4 de diciembre en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México se estableció que, después de que el procedimiento permaneció detenido desde el 18 de marzo, podría ser retomado, por lo que nuevamente se multará  a todo aquel que, pese al exhorto de la autoridad de suspender las fiestas, hagan caso omiso.

Sin embargo, para que la autoridad pueda proceder debe haber una queja previa por parte de los vecinos afectados.

Se llama al 911, el C5 genera un folio, se lo turna al jefe de sector y el jefe de sector lo turna a algún oficial bajo su mando y lo mandan a visitar el domicilio donde esté ocurriendo la fiesta y el oficial se presenta para conminar a que se disuelva la reunión. Si se disuelve la reunión no procede la sanción, solamente procederá cuando haya desacato por parte de los condóminos”, explicó.

El policía tendrá que pasar el reporte de lo sucedido durante su visita, el cual será turnado al C5 y éste, a su vez, se lo pasará a la Procuraduría Social, la cual tendrá que ratificar la queja con el denunciante, para poder hacer efectiva la sanción.

Estamos hablando de que en la Ciudad de México ya tenemos más de 100 mil predios escriturados bajo el régimen de propiedad en condominio, o sea que más de la mitad de las personas en la ciudad viven en condominio y se pone más en riesgo la salud en un condominio que en una vivienda unifamiliar”, dijo Ruiz.

Con esta medida se espera que la ciudadanía tome conciencia sobre la situación que se vive en la capital con relación al coronavirus, el cual hasta ayer había cobrado 18 mil 516 vidas y mantenía hospitalizadas a cuatro mil 235, de las cuales 958 estaban intubadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: