“No me preocupa nada”: AMLO

Ciudad de México.- No me preocupa nada… dijo el Presidente Andrés Manuel López Obrador esta mañana al ser cuestionado sobre lo que se dice acerca de su persona, y se refirió a lo que le decían a Miguel Hidalgo, Benito Juárez, a José María Morelos, a Lázaro Cárdenas, a todos ellos, aunque aclaró que no se compararía.

“Siempre la oligarquía se molesta, insulta, agravia, eso es así… por eso es importante lo que estamos viviendo, porque si hubiese continuado la simulación, a qué nos lleva”, dijo.

Y recordó al doctor Salvador Nava que era candidato a gobernador en San Luis Potosí, y que era atacado por medios de comunicación. Uno aliado del régimen, y otro pseudoindependiente o plural.

“El que más nos daña es el pseudo plural, el pseudoindependiente… “, indicó.

Y se refirió a todo lo que le decían a Miguel Hidalgo, los calificativos que le endilgaban en su tiempo: imprudentísimo bachiller, caco, malo, malísimo, perversísimo, ignorantísimo bachiller Costilla, excelentísimo pícaro, homicida, execrable majadero, badulaque, borriquísimo, primogénito de Satanas, malditísimo ladrón, insecto venenoso, energúmeno, archicoloco americano….

“Pero lo peor que se olvida es que fusilan al Padre de la patria en Chihuahua, le cortan la cabeza, y le exhiben en la plaza principal de Guanajuato 10 años. Qué más insulto, que más manifestación de odio, rencor, de mala fe. Pero esto siempre ha sucedido cuando hay una transformación”, defendió López Obrador.

A Francisco I Madero le decían lo mismo, loco. Hasta el abuelo de Francisco I Madero se disculpó con Porfirio Díaz porque su nieto estaba loco. “Con decirle que es hasta espiritista”, refirió.

Ahora hay un proceso de transformación, hay quienes no están de acuerdo, que están en contra del gobierno.

“Afortunadamente no son la mayoría del pueblo, esto ha quedado demostrado en las elecciones del 18 y en la más reciente, el bloque conservador no tuvo mayoría”, sostuvo el Presidente.

Eso no quiere decir que no existan y que no tengan poder económico, sobre todo. Pero antes tenían las dos cosas. Por eso hay esta inconformidad, pero también hay que agradecer porque los cambios se están dando sin violencia, la Cuarta Transformación va sin violencia, es un cambio profundo igual que el de la Independencia, el de la Reforma.

“No ha pasado nada grave, y claro que hay manifestaciones en contra, y eso es natural porque se quiere el cambio por la vía democrática”, dijo.

No se puede quitar micrófonos o espacios en radio, en televisión, a quienes no están a favor de la transformación, “eso sería autoritarismo, no lo hemos hecho y no lo vamos a hacer, al contrario, “nos interesa que haya debate”.

El pueblo es ahorita el protagonista principal de esta historia, y es al pueblo al que se le entrega el dinero que se ha rescatado de todo el saqueo que se llevaba a cabo durante el periodo neoliberal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: