‘No tengo para sepultar a mi marido, quedó donde los vagones cayeron’

Ciudad de México.- Para la mayoría de los familiares de víctimas del accidente en Línea 12 del Metro, no había autoridad que les respondiera con la prontitud que su desventura lo ameritaba.

Es el caso de Juliana Torres, quien desde las 9 de la mañana de este martes se encontraba afuera del Hospital Belisario Domínguez, donde apenas lograba entender lo que había pasado.

No tengo para sepultar a mi marido. Murió instantáneamente porque quedó donde los vagones cayeron ahí en avenida Tláhuac”, aseguró Juliana Torres, esposa de víctima del accidente en línea 12.

Juliana aseguró que no hubo autoridad que se le acercara para informarle o ayudarle, pues aún no ha podido ver el cuerpo de su esposo.

Solamente se pudo reconocer el cuerpo por medio de fotos y vimos su ropa por medio de las fotos, porque ni siquiera lo hemos visto a él”.

No he hablado con ninguna autoridad, ninguna autoridad se ha acercado a mí y la verdad no sé ni qué hacer”.

Otras familias buscaron hasta encontrar a los desaparecidos a 13 kilómetros de distancia, en una cámara fría de la Fiscalía General de Justicia capitalina en la colonia Tepalcates, en Iztapalapa.

Todos cuentan la misma historia. No hubo autoridad que les indicara que ahí tenían a sus familiares

Llegaron hasta ahí abatidos como su última opción y hasta este martes, para las 24 familias la búsqueda terminó en la carpa.

Quien se iba a imaginar que se iba a caer el Metro. Lo único que pedimos es que se haga responsable el gobierno porque al final de cuentas ya había reportes de que estaba en malas condiciones la línea”, aseguró otro de los deudos.

 

Con información de Excelsior…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: