Normalistas de Ayotzinapa habrían sido destazados, incinerados y disueltos en ácido

Ciudad de México.- La Fiscalía General de la República (FGR) lleva una investigación sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, en la que se involucra al Ejército, según reporta la revista Proceso.

El periodista Álvaro Delgado señala que la administración de Enrique Peña Nieto ocultó que soldados estuvieron involucrados en el incidente, y que culpó solamente al crimen organizado en su llama “verdad histórica”.

El hecho ocurrido en la noche en Iguala, Guerrero,  entre el 26 y el 27 de septiembre del 2014, establece que los jóvenes normalistas fueron capturados, y sus restos sepultados y esparcidos en varios lugares.

Jesús Murillo Karam, entonces procurador de la extinta Procuraduría General de la República (PGR), dijo que todos los estudiantes fueron incinerados en el basurero de Cocula, algo que forenses negaron rotundamente.

“Los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa fueron privados de la libertad, privados de la vida, incinerados y arrojados al río San Juan, en Guerrero, por integrantes del grupo Delincuencia Guerreros Unidos, porque fueron señalados de pertenecer a Los Rojos, grupo contrario”, señalaba Karam.

Esa es la “verdad histórica” que planteó el 27 de enero de 2015 el entonces procurador cuando en conferencia de prensa ofreció un informe sobre los últimos avances, hasta ese momento, del caso Iguala, acompañado de Tomás Zerón de Lucio, quién se desempeñaba como director en Jefe de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR.

Ahora nuevas evidencias de la FGR indican  que el cártel entregaba sobornos a mandos y miembros del Ejército para permitir el trasiego de drogas, armas y dinero en esa región de Guerrero, y por ello participaron en la desaparición de los normalistas, según documentos que obtuvo Proceso.

A %d blogueros les gusta esto: