Oficialmente primer caso clínico de adicción a Fortnite: estos son los síntomas del niño hospitalizado

Un niño en España se convirtió en el primer caso clínico conocido en el mundo en permanecer hospitalizado por dos meses luego de una grave adicción al famoso videojuego Fortnite, por lo que los médicos también registraron sus síntomas.

De acuerdo con los médicos, el joven presentó un trastorno en su comportamiento que le provocó un aislamiento en su domicilio así como el rechazo a las interacciones sociales.

Las autoridades de salud, pertenecientes al Hospital de la ciudad de Castellón, explicaron que el menor fue hospitalizado después de presentar escaso interés por su entorno, negación a acudir a servicios sanitarios así como actividades restrictivas.

También presentaba alteraciones en su ritmo de sueño, así como en actividades de la vida diaria a pesar que previamente al videojuego había sido catalogado como un joven con alto rendimiento académico.

El estudio, publicado en la Revista de Psiquiatría Infanto-Juvenil por un equipo de investigación formado por personal del Hospital Provincial de Castellón, la Universidad Jaume I y el Hospital General Universitario de Castellón, relata cómo el menor fue hospitalizado durante dos meses para tratar su fuerte dependencia.

Según detalla el equipo de investigadores en la publicación, el menor habría desarrollado esta “grave adicción comportamental” como forma de regular el malestar que vivía por la pérdida de un familiar, así como por el cambio a una clase de segundo curso de Educación Secundaria Obligatoria donde se le exigía mayor rendimiento.

Por ello, según relata el grupo de expertos, el menor desarrolló síntomas como “aislamiento en domicilio, rechazo a interacciones sociales con negación a acudir a servicios sanitarios, inflexibilidad personal persistente, escaso interés por su entorno, muy selectivo en sus gustos y con actividades restrictivas”.

La dependencia al videojuego era tal, según el doctor Matías Real, involucrado en la investigación, que el menor llegó a jugar entre 18 y 20 horas diarias al videojuego.

Al ver que esta sintomatología derivaba en un mayor absentismo escolar, una ruptura de los horarios de descanso, la desatención de su higiene personal y un incumplimiento irregular de la toma del tratamiento prescrito, los profesionales decidieron ingresarlo en el Hospital de Día Infanto-Juvenil de Castellón.

En ese tiempo, los médicos optaron por aplicar un tratamiento que precisó de un “abordaje intensivo multidisciplinar, desde un enfoque cognitivo-conductual, trabajando tanto con el paciente como con su familia y, al mismo tiempo, de la implementación de estrategias de intervención tales como reestructuración cognitiva, desarrollo de habilidades personales, manejo de contingencias y establecimiento de pautas diariamente”.

Con información de Indigo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: