Partidos a labor de parto… El candidato ya asoma un pie

Las 72 horas de posible crisis de nervios han llegado. La definición puede ser antes de acabarse este plazo, pero no después.

Tanto Morena como el PRI como cabezas de sus respectivas alianzas ya habrán completado sus escenarios respectivos para poder tener claro con quien van de candidatos.

En el caso de Morena, por más que se diga que el relevo en la titularidad de la SEP no es un indicador que juegue en el nombramiento de su candidato al gobierno de Sinaloa, nadie lo cree y sí, lo ve así. Percepción, es igual a realidad dice la máxima del marketing político.

¿Irá Rubén Rocha a un cargo en la SEP? ¿Y si es así, a qué obedeció su salida de última hora del juego sucesorio de Sinaloa?

¿No tendrá, más figuras el Presidente para nombrar al sucesor de Esteban Moctezuma?

Lo cierto es que en la percepción de muchos, la postergación, hasta ahorita inexplicable, del porque la definición de Sinaloa se suspendió en Morena, no le favorece al Senador, lo cual desde luego, no lo saca de la jugada aun. A nadie de los cinco invitados a la mesa del señor se le puede dar por muerto.

Lo mismo se ha dicho que Rocha sigue firme por Sinaloa, como también que Luis Guillermo Benítez o Imelda Castro. El nombre de Gerardo Vargas ha entrado a suplir en la rumorología los nombres de Yadira Marcos o Jesús Estrada Ferreiro, de quienes poco se dice algo en este juego y mar de especulaciones.

Lo cierto es que la crisis de las definiciones ha empezado. Veremos quienes la superan y salen como candidatos y quienes caen en ella. Solo uno será ungido como candidato a gobernador tanto en Morena como en el PRI.

¿Y por qué decimos que la crisis definitoria ha comenzado?

Muy sencillo.

1.-En varias ocasiones en este mismo espacio dijimos que una de las variables que tenían que suceder y observarse, era cómo trataba el presidente a los gobernadores en el otorgamiento del presupuesto federal. En el presupuesto aprobado para 2021 les fue muy mal a todos. El presidente les quitó casi 190 mil millones de pesos a los gobiernos locales.

2.-Después se dijo que sí habría dinero para los gobernadores, pero no para todos. Solo para quien el presidente quisiera. ¿A cambio de qué? ¿Estarán en juego los acuerdos sucesorios? ¿Qué será para Morena y qué para los gobernadores priistas?

Quien sabe, pero estamos a punto de saberlo.

3.-El pasado jueves dijimos que en Sinaloa podría presentarse un suceso en el cual se podría encartar o descartar a uno más de los supremos aspirantes al gobierno de Sinaloa. De eso dependería ver si ya habría uno perfilado o uno más descartado y por lo tanto el nombre del elegido asomaría una letra más. Lo cierto es que ese evento se canceló por que el gobernador viajó a la ciudad de México a una reunión en la Secretaria de Hacienda.

4.-Desde luego la razón para cancelar dicho encuentro fue de mucho peso y muchos pesos. A Quirino o a Sinaloa, el presidente le autorizó la entrega de 1480 millones de pesos extras para ser entregados esta semana que inicia y así poder hacer frente a todos los compromisos de pagos pendientes. La firma del convenio ya se dio.

5.-¿Y la entrega de este dinero juega en la sucesión? ¿Y por qué pensar que no? Todo juega. ¿Juega la posible salida de Rocha de la competencia? ¿Y por qué pensar que no? El mejor escenario sucesorio para Quirino es tener dinero a la mano, pagar sus deudas, tener a todos contentos y tener en frente un rival más débil. ¿A poco no? Pues pudiera tener un escenario así. Ya nada más falta la definición de Morena, porque dinero ya lo tendrá. ¿A cambio de Qué dice Marisela en su canción? Eso es lo que estará por verse.

6.-Lo cierto es que para completar el escenario ideal para el gobernador y definir por dónde y cómo va a jugar ahora sí ya abiertamente, las 72 horas serán cruciales.

Si otra cosa no sucede, este lunes o a más tardar el martes, el presidente dará a conocer el nombre del sucesor de Esteban Moctezuma al frente de la SEP. ¿Será Rubén Rocha? Eso se sabrá en las próximas 48 horas como máximo.

7.-Pero en las próximas 72 horas, Morena tendrá, ahora sí-, que dar a conocer el nombre de su candidato al gobierno de Sinaloa. Del nombre que surja será también parte de la explicación de por dónde seguirán los caminos sucesorios. Las pistas estarán más que claras.

Nunca será la misma que se postule a Rubén Rocha que a cualquier otro. ¡Oh se le complica el escenario al PRI o se le plancha!.

8.-Pero eso no es todo lo que sucederá en estas 72 horas cruciales por venir. En este lapso de tiempo, los partidos que están dispuestos a ir a una gran alianza con el PRI a la cabezas, se declararán, ahora sí, en sesión permanente para llegar a los acuerdos finales y estar en condiciones de registrarla ante el INE antes de que venza el último minuto del próximo 23 de diciembre, su fecha fatal.

9.-¿Qué negociará cada partido que decida ir con el PRI? Hasta ahorita las peticiones han sido altas, pero seguramente los precios abran bajado considerablemente para esta fecha. Para cualquiera de los partidos ir solo y no acompañar al PRI en su alianza, será un suicidio y eso lo saben y lo tienen bien claro. La elección del 2021 será una elección de 2, no habrá tercera opción electoral.

10.-Con estos escenarios cumplimentados y tener claro de qué tamaño será la alianza opositora a Morena, quien será el candidato a gobernador de Morena, con un presupuesto local aprobado sin mayor problema, con dinero en la caja para cubrir pendientes de pago, entonces el gobernador le pondrá nombre a su candidato a gobernador.

¿Cuándo será público ese nombre y oficial? Uff.. Hasta el próximo año, aunque si puede haber ya un perfilado antes de que concluya el año.

Habrá que estar pendientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: