Personas moribundas y con temor de ir al hospital: el viacrucis que viven paramédicos en Edomex

Ciudad de México.- Con base en sus experiencias,paramédicos de Nezahualcóyotl, Estado de México (Edomex), consideran que la crisis por la pandemia del coronavirus está a punto de llegar al peor momento.

A diferencia de junio, cuando en el oriente del Valle de México se registró el punto más alto de casos COVID-19, actualmente los servicios médicos laboran con el personal completamente agotado y saturación de hospitales. Además, tienen la desventaja de que la gente no está en confinamiento, como el impuesto durante la jornada nacional de sana distancia, lo que ha provocado que los contagios crezcan con mayor velocidad.

Este fin de semana, el periodista Humberto Pagett realizó guardias con el grupo de paramédicos de Nezahualcóyotl, durante las cuales vio algo que no había visto en los nueve meses que lleva la pandemia en el país: 7 personas muertas por coronavirus en una sola noche.

“Vi en un sola noche, algo que no había visto en los nueve meses de la pandemia, hasta 7 persona muertas. Me tocó ver personas falleciendo en las ambulancias y muchas en el interior de sus casas, sin que tengan unas pruebas positivas”, detalló en el noticiero “Por la mañana” de Ciro Gómez Leyva para Radio Fórmula.

De acuerdo con el periodista, muchas de las personas murieron porque buscan el servicio médico hasta que prácticamente están muriendo; además, se niegan a ser trasladados a hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por temor a que ahí los dejen morir.

Lo cierto es que la gente, ha tenido un comportamiento muy pobre, porque cuando enferman buscan el servicio médico cuando las cosas ya son muy difíciles”, dijo.

Durante las guardias le tocó ver el caso de una mujer mayor, quien pedía que no la llevarán a morir al Seguro Social, pese a que estaba saturando 40 por ciento con oxígeno, lo que le causó la muerte. Otro hombre pidió ayuda hasta que”ya estaba azul y con las uñas amoratadas”.

A esta situación, se suma que los hospitales en el Valle de México están saturados, lo cual convierte en un viacrucis la búsqueda de nosocomios para los paramédicos, quienes van de hospital en hospital a veces con pacientes casi moribundos.

“Me tocó hacer varios traslados desde casas que están en Ecatepec a hospitales en la Paz o Texcoco, simplemente porque no hay capacidad”, reveló Padgett.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: