55 cc

Piden asesores reforzar a Conapred, no eliminarlo

Ciudad de México.- El conflicto en torno al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) escaló por tercer día, luego de concretarse ayer la renuncia de su titular, Mónica Maccise, a la que se sumaron el académico Mauricio Merino y la periodista Katia D’Artigues, quienes eran  integrantes de la Asamblea Consultiva de la institución, al rechazar la intención del presidente Andrés Manuel López Obrador de desaparecer este organismo.

En entrevistas con EL UNIVERSAL, Muricio Merino y Haydeé Pérez Garrido, también integrante de la Asamblea Consultiva, y Katia D’Artigues, en una carta difundida en redes sociales instaron al Titular del Ejecutivo federal a cesar su intento de borrar del mapa a este organismo y exigieron que se le fortalezca con mayor presupuesto y capacidades.

Desde muy temprano se dio a conocer la renuncia de Mónica Maccise y con el pasar de las horas, Mauricio Merino, académico e investigador, y Katia D’Artigues, periodista especializada en temas de discapacidad, dieron a conocer sus dimisiones.

Luego de todos estos acontecimientos, la Asamblea Consultiva del Conapred, conformada por defensores de derechos humanos que fungen como asesores, exigió al Presidente cesar en su intento de borrar al Conapred del mapa y pidió reforzar la dependencia con más recursos.

“La discriminación es una problemática profundamente arraigada que requiere una estrategia y luego un plan operativo para ir desterrando el racismo y el clasismo. En ese plan debe considerarse uno de los pilares fundamentales, como lo es el Conapred, debemos tener un Conapred fortalecido, con dientes, con capacidades, con presupuesto”, señaló en entrevista Haydeé Pérez Garrido, integrante de la Asamblea Consultiva.

Pérez Garrido también pidió revisar la trayectoria del Conapred, pues a su parecer ha sido clave para alzar la voz de grupos históricamente discriminados y excluidos.

Quienes renunciaron este viernes a la Asamblea Consultiva también fueron contundentes al señalar que la dependencia, fundada en 2003, más allá de desaparecer se tendría que fortalecer, pues no hay muchas instituciones que se encarguen de defender de manera efectiva los derechos humanos.

“El Estado mexicano tendría que estar fortaleciendo a las instituciones, las pocas que tiene, porque el Estado mexicano es débil, institucionalmente hablando, en su capacidad de defender los derechos humanos, hay muchas vulneraciones, muchos agravios y tan poca respuesta”, dijo el politólogo Mauricio Merino, quien fue el primero en alzar la voz ante las amenazas de una posible desaparición del organismo, como planteó López Obrador.

El investigador también se mostró en contra de que el Conapred sea absorbido por la Unidad de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, ya que es “una oficina menguada, sin presupuesto, con una lógica de austeridad extrema”.

Por su parte, la periodista especializada en discapacidad Katia D’Artigues dio a conocer su carta de renuncia a la Asamblea Consultiva y lamentó que en los últimos meses se ha recortado presupuesto a organizaciones o instituciones que protegen sectores vulnerables, como mujeres víctimas de violencia, estancias infantiles y familiares de víctimas.

Al mismo tiempo defendió que el Conapred es un organismo que ha ayudado a posicionar las luchas de los grupos vulnerables: “No es una institución que ha simulado cumplir con su cometido; al contrario, es una institución que ha protegido y defendido a quienes también el Presidente nos prometió proteger: los más invisibles, los más vulnerados y también a los más pobres.

“No coincido con la visión presidencial de recortar presupuesto en el tema de la discriminación, cuando destinar recursos a la protección de derechos es una inversión y no un gasto. No se superarán la pobreza y la discriminación -que es su hermana gemela- quitándole fuerza al Estado. No creo en ese camino”, expresó la periodista.

Dialogan  con Encinas. Este viernes por la tarde, la Asamblea Consultiva se reunió con el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, y le planteó tres acuerdos para evitar la desaparición del Conapred.

Primero se pidió que el subsecretario Alejandro Encinas interceda con el presidente López Obrador y la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para que les dé a conocer la inconformidad de la asamblea y entiendan la relevancia del Conapred.

En segundo lugar, la Asamblea Consultiva pidió una respuesta por escrito al documento que difundieron ayer por la noche, con cuatro demandas centrales: revalorar al Conapred; darle más capacidades y recursos; promover una ley para fortalecerlo y que se reitere el compromiso de no reducirle presupuesto.

Por último, los defensores de derechos humanos   pidieron tener una reunión la próxima semana con Olga Sánchez Cordero, en el ánimo de luchar en conjunto contra la discriminación.

A %d blogueros les gusta esto: