Preocupa a CIDH que violencia hacia periodistas se extienda a sus familiares

Ciudad de México.- La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (RELE) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) destacó la gravedad de que en México la violencia se extienda cada vez con mayor frecuencia a las y los familiares de periodistas.

La CIDH consideró que lo anterior, “pone de manifiesto la degradación severa de las garantías mínimas para el ejercicio del periodismo, y pone en cuestionamiento la vigencia del Estado de Derecho para quienes ejercen el oficio en México”.

“Es fundamental que el Estado tenga en cuenta esta perspectiva en el desarrollo de medidas de prevención, por ejemplo, garantizando que los familiares de periodistas en situación de riesgo también puedan ser beneficiarios de medidas de protección a su vida, integridad y libertad de expresión”, expresó la comisión a través de un comunicado.

“El asesinato de periodistas y comunicadores es la forma más extrema y repudiable de censura, y no puede ser tolerada o normalizada en una sociedad democrática”, señaló.

 Ante lo que calificaron como una “escalada de violencia contra periodistas en México”, la CIDH consideró crucial que el Estado brinde “una respuesta contundente y proporcional a la gravedad de los hechos”, que debe incluir el rechazo enfático de las autoridades al más alto nivel frente a todo tipo de ataques e intimidaciones contra quienes ejercen la función periodística, y el reconocimiento de dicha labor por su contribución a la vida democrática.

La Relatoría señaló que las acciones emprendidas por el Estado mexicano hasta la fecha “han resultado insuficientes e ineficaces para detener el incremento de asesinatos y ataques físicos contra trabajadores de prensa”.

“En un año crítico de violencia letal contra la prensa en México, resulta temerario que los liderazgos públicos y políticos no reflexionen sobre sus discursos y envíen de forma recurrente mensajes confusos, erráticos y contradictorios sobre este tipo de sucesos”, enfatizó.

En su comunicado, la CIDH resalta que en el primer semestre de 2022, la violencia letal contra la prensa en México “ha tomado dimensiones estremecedoras y se ubica como el (país) más mortal para la prensa, con saldos equiparables a situaciones de conflictos armados abiertamente declarados”.

“El contexto de violencia contra la prensa en México comprende, además, un escenario creciente de amenazas de muerte e intimidaciones contra periodistas y sus familiares, lo que ha conducido a un temor generalizado de la prensa a reportar sobre temas sensibles como narcotráfico, corrupción o crimen organizado”, sentenció el documento.

Con imágenes e información de Aristegui Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: